Movimientos de plantación de iglesias (CPM)

Para los cristianos, el desarrollo mundial más emocionante de esta generación podría ser el brote de movimientos de plantación de iglesias: eventos conducidos por Dios que están cambiando el panorama religioso del mundo en que vivimos.
    
Esencialmente, un movimiento de plantación de iglesias se define como iglesias autóctonas multiplicándose dentro de una etnia a una velocidad casi alarmante.

Más específicamente, son iglesias enraizadas en la Biblia guiadas por líderes locales laicos reuniéndose en células u hogares. Son iglesias sanas cuyo ADN contiene evangelismo y plantación de iglesias. Son iglesias que tienen por sumo gozo cuando alcanzan a otros a Cristo, plantan nuevas obras y enseñan a otros a hacer lo mismo.

Estos movimientos a veces surgen en los lugares menos esperados: lugares donde misioneros no han sido recibidos, lugares donde es difícil conseguir Biblias, lugares donde los creyentes probablemente serán perseguidos, en fin, los últimos campos que consideraríamos como “blancos para la siega”.

Tomemos a China, sede de un quinto de la población mundial y de varios movimientos de plantación de iglesias, basados en gran parte en redes de iglesias en las casas.

O al norte de áfrica, donde un sacerdote musulmán se quejó de que más de 10.000 musulmanes situados en las montañas cercanas se habían convertido en cristianos.

O a India, donde casi 2.000 iglesias fueron plantadas entre un grupo que reside en una región sede de varios sitios sagrados hindúes.

O a un país en Latinoamérica donde los cristianos han sido continuamente perseguidos, pero donde el número de iglesias bautistas ha aumentado de 235 en 1990 a más de 1.500, y el número de creyentes en el año 2000 era de aproximadamente 33.000.
 
Hoy investigadores de la IMB vigilan a distintos movimientos de plantación de iglesias y anticipan el brote de otros, entre los cuales algunos serán comenzados por misioneros Bautistas del Sur sirviéndose de nuevos métodos basados en informaciones provenientes de éstas investigaciones. Estos incluyen los diez elementos universales de los movimientos de plantación de iglesias.

Finalmente los movimientos de plantación de iglesias dependen de la gente local asumiendo la responsabilidad total de compartir a Cristo con sus vecinos, pero los Bautistas del Sur desempeñan todavía un papel invalorable en ayudar a facilitar estos movimientos. Quizá la manera más obvia –pero que a veces se pasa por alto- es dando ofrendas que apoyan las misiones internacionales de alcance a los pueblos que están perdidos.

Pero, igualmente valioso, es que los Bautistas del Sur como individuos y como grupos de iglesias están participando en la estrategia de facilitar los movimientos de plantación de iglesias participando con los coordinadores de estrategia en caminatas de oración, evangelización, distribución de literatura, entrenamiento pastoral como mentores, ministerios a las necesidades humanas y otros roles críticos de siervos en el campo misionero.

Los diez elementos universales de un movimiento de plantación de iglesias son:

   1. La oración
   2. La siembra abundante del evangelio
   3. La plantación intencional de iglesias
   4. La autoridad de las sagradas Escrituras
   5. Líderes locales
   6. Líderes laicos
   7. Las iglesias en casas
   8. Iglesias que siembran iglesias
   9. La multiplicación rápida
  10. Iglesias sanas

Recursos:

contáctenos : suscríbase : english