Día 1: La familia Harrell en Nacala, Mozambique

Hombres que viajan por el mar comparten el evangelio. Pablo viajó por el mar Mediterráneo; el misionero de IMB Brian Harrell navega por las costas de Mozambique. Brian guía su dhow, acompañado por un colega nativo, a lo largo de la costa donde vive el pueblo makhuwa nahara. Esta etnia ha seguido el islam desde que los comerciantes árabes llegaron hace mil años. ¿Y cuál es el nombre de su bote?

Oromela, que en el dialecto local significa ‘esperanza’”, explica Brian. Él, su esposa Becky, y sus cuatro hijos viven en la costa para que alcancen con el evangelio a los 300.000 makhuwa nahara, ya sea que signifique que Brian se aventure a las aldeas no alcanzadas a las cuales se llega mejor por agua, o que Becky trabaje con las mujeres de la aldea tejiendo alfombras y relatando historias del evangelio mientras trabajan juntas.

El bote ha marcado la gran diferencia, dice Brian. “Cuando llegas a tener un dhow, te haces parte de esa comunidad. Ellos lo aprecian. Puedes conocer a marineros, capitanes, pescadores y otros dueños de dhow… Eso nos da la oportunidad para presentar el evangelio y llegar a integrarnos más en su comunidad”.

Ore para que el evangelio se extienda a las más de 100 aldeas por todo el sector costero donde viven los Harrell, y donde no hay nada de testimonio cristiano.

Ore por los nuevos creyentes y los líderes entre los makhuwa nahara, para que su fe crezca en profundidad y fortaleza en medio de la persecución, y para que sean testigos audaces y buenos discipuladores.

contáctenos : suscríbase : english