Rick y Kelly Martínez
Aymara de Perú

A diferencia de muchos de los perdidos en el mundo, el problema de los aymara de Perú no es que no han tenido la oportunidad de escuchar de Cristo.

“Todos aquí han escuchado acerca de Jesús, absolutamente todos”, explica Rick Martínez, proveniente de Florida, quien sirve entre los aymara, en las zonas elevadas de losAndes, junto con su esposa Kelly, de Tennessee.

Cuando los misioneros católicos llevaron por primera vez el evangelio a Perú hace centenares de años, los aymara lo mezclaron con sus tradiciones animistas. El resultado es un catolicismo popular que adora tanto a Dios como a los “espíritus de la naturaleza”, no es la fe salvadora en Jesús.

Rick y Kelly separan la adoración de la creación de aquella al Creador y presentan un evangelio no adulterado. Lo hacen por medio de sencillas historias bíblicas junto con la película Jesús. Hasta ahora han iniciado tres nuevas iglesias. Es un buen comienzo, pero solo un comienzo.

“Mi visión es ver a los aymara saliendo a ganar a su propio pueblo”, dice Rick. “Una vez que esto comience a suceder, creo que nunca se va a detener”.

Ore:
Pida que Dios llame a jóvenes creyentes aymaras que tengan pasión por compartir el evangelio con su propio pueblo. Ore para que el Espíritu Santo mueva a los aymaras más allá de su apatía espiritual, y que se planten iglesias en las ciudades de Huancané y Moho.

portada

contáctenos : suscríbase : english