Charles y Mary Swanner
Sordos de Uruguay

En un país donde cierta vez se prohibió que los sordos hablaran por señas, la misionera Mary Swanner es una pionera. Ella dedicó más de 20 años de su vida a enseñar a los sordos de Uruguay acerca de Jesús por medio del lenguaje de señas.

Mary, de Carolina del Norte, dice que al principio dedicó mucho de su ministerio simplemente para ganarse la confianza de la gente. Los sordos a veces sospechan del mundo de los que oyen y, dado que muchos en la sociedad los consideran inferiores, es un verdadero desafío enseñarles acerca del amor de Dios.

“Los sordos sospechan de la gente que oye y de los motivos por los cuales se les acercan”, dice Mary. “Todo esto resulta en que se resistan al evangelio”.

Por varios años el equipo de los Swanner no vio ningún fruto de su trabajo. Pero en 2002 comenzaron a plantar iglesias para sordos en las cuales todo el culto se llevaba a cabo en lenguaje de señas. Las congregaciones de sordos comenzaron a crecer.

Mary y su esposo Charles planean jubilarse dentro de unos cinco años. Están orando para que Dios levante nuevos líderes que continúen el trabajo entre los sordos en Uruguay.

Ore:
Pida que el Señor llame a creyentes audaces dentro de las iglesias de sordos y que ellos continúen difundiendo la Palabra de Dios por todo Uruguay.

portada

contáctenos : suscríbase : english