Panorama del mundo

*Para bajar estas imagenes siga las siguientes instrucciones:
Paso 1 - De click sobre la imagen para ampliarla
Paso 2 - De click derecho sobre la imagen y seleccione "Save Picture As..."
Paso 3 - Seleccione un folder en su computadora y de click en "Save"  

BEIJING

ADORADORA BUDISTA 

Una adoradora en el templo Lama en Beijing practica los rituales. A veces los estudiantes acuden a este templo budista centenario antes de sus exámenes, con la esperanza de que sus ofrendas les guíen a aprobar los mismos. Los misioneros cristianos están trabajando para alcanzar a los jóvenes.


PLAZA TIANANMEN

Con precisión militar, cada día al amanecer se iza la bandera china y se la arría al atardecer en la plaza Tiananmen. Un retrato del presidente Mao Zedong, el padre fundador de la República del Pueblo, está en la Ciudad Prohibida.
 


EXHIBICIÓN CAUTIVANTE

Pantallas gigantes, cada una de 40 metros de largo, cruzan la plaza Tiananmen, el lugar público más importante en el país. Muestran escenas de toda China, cautivando con sus imágenes a los que visitan la plaza.


ARTE CORPORAL

Una muchacha muestra su arte corporal en una convención de tatuaje en el Distrito Artístico 798 en el nordeste de Beijing. La zona, ocupada antes por fábricas, ahora es un área moderna de arte, llena de galerías y estudios. El Señor ha puesto a muchos jóvenes en el camino de misioneros cristianos que están deseosos de establecer amistad con ellos.


TREN SUBTERRÁNEO CONCURRIDO

El sistema de trenes subterráneos de Beijing ha crecido rápidamente en los años recientes; todas las líneas salvo dos fueron construidas en la última década. Aun así, en esta ciudad de 20 millones de habitantes, los trenes están abarrotados durante las horas pico en muchas de las 15 líneas. En 2011, los trenes subterráneos llevaron 2.180 millones de pasajeros. Con tan pocos creyentes en Beijing, los misioneros enfrentan una tarea enorme.


ENTRADA A BEIJING

Para muchos, esta estación de trenes en Beijing es la puerta de entrada a la capital. Un tercio de los 20 millones de habitantes proviene de otros lugares; llegan en la espera de encontrar trabajo, educación y una vida mejor. Los misioneros buscan oportunidades de alcance en diferentes facetas de la vida de ellos.


LA GRAN MURALLA

La sección Mutianyu de la Gran Muralla, muy bien conservada, serpentea a lo largo de una cresta a unos 65 kilómetros al nordeste del centro urbano de la ciudad. La municipalidad de Beijing es enorme, abarcando zonas rurales tan lejanas como esta estructura simbólica.


EJERCICIO MATUTINO

En la mañana temprano centenares de personas acuden al parque Templo del Cielo en el centro de Beijing para ejercitarse en grupos o individualmente. Esta pareja practica t’ai chi ch’uan, una serie de movimientos específicos que se cree que benefician la salud.


NIÑAS JUGANDO

Creciendo en un ambiente urbano, estas niñas juegan fuera de las torres de departamentos en el distrito Chaoyang de Beijing.
 


VIEJO PARA LO NUEVO

Una pareja de ancianos juega al ajedrez chino en un hutong (barrio tradicional) de Beijing. Muchos de estos viejos barrios han sido demolidos en años recientes a medida que la ciudad busca espacio para nuevos caminos y edificios.

CREYENTES PERSEGUIDOS

LA PERSECUCIÓN

Hay creyentes que han sido perseguidos no solo por seguir a Cristo sino por ser identificados abiertamente con agencias cristianas del exterior. Los Ripken* comenzaron un esfuerzo de largo alcance para comprender la naturaleza de la persecución y de cómo Dios actúa a través de ella.


LA GENTE NECESITA AL SEÑOR

Los Ripken* se reúnen con musulmanes, hinduistas, budistas y otros que están hambrientos por conocer a Dios. Ellos ayudan a que misioneros de IMB e iglesias Bautistas del Sur comprendan cómo testificar y plantar iglesias de manera efectiva en ambientes donde la persecución es la norma.


REPRESENTAR A JESÚS

Nik Ripken* dice que enviar misioneros por medio de la Ofrenda de Navidad Lottie Moon es una manera para que las iglesias “SEAN el corazón, las manos y la voz” de Jesús y lo representen entre las naciones.
 


RECORDANDO LA PÉRDIDA Y EL AMOR

Nik Y Ruth Ripken* visitan la tumba de su hijo en Nairobi, Kenia. Los Ripken perdieron a su hijo un domingo de Pascua. Durante esa época vieron el amor de un amigo somalí que  caminó, hizo autoestop y cabalgó en camello por territorio hostil para asistir al funeral.


VISITA AL AEROPUERTO

Los Ripken* visitan de nuevo el aeropuerto en Nairobi, Kenia, donde Nik había abordado un pequeño avión para Somalia, sin saber si volvería o no. En la década de 1990 los Ripken vieron con impotencia cómo muchos cristianos eran martirizados.


MUJERES SOMALÍES

Ruth Ripken* se reúne con mujeres somalíes en el Cuerno de África. Los Ripken pasaron varios años ministrando con equipos para ayudar a necesidades desesperantes en el Cuerno. Más adelante ellos comenzaron un esfuerzo de largo alcance para entender la naturaleza de la persecución y cómo Dios obra por medio de la misma.


AYUDA PARA UN PASTORCITO

Nik y Ruth Ripken* ayudan a un pastorcito somalí a arreglar un cordón de su calzado. “Necesitamos orar para que las etnias de la tierra tengan acceso a Jesús”, dice Nik. Ellos instan a las iglesias a que SEAN el corazón, las manos y la voz de Jesús por medio de la Ofrenda de Navidad Lottie Moon.

*nombres cambiados

ASIA CENTRAL

MENTOR

Doug Page (seudónimo), un médico Bautista del Sur que sirve en Asia Central, habla acerca de un paciente con uno de los doctores principales del hospital. Page considera que su rol es el de un mentor y entrenador, trabajando junto con el personal del hospital.


PRIMERA INCISIÓN

Un equipo de cirujanos en Asia Central trabaja para quitar el exceso de fluido alrededor del corazón de un mullah (maestro islámico) de 28 años. Aunque para Doug Page (seudónimo), un médico Bautista del Sur, es una cirugía relativamente sencilla, el procedimiento es algo nuevo para el personal del hospital, que dice que está agradecido por la ayuda del doctor Page.


MANOS FIRMES

Usando un escalpelo, el Dr. Doug Page (seudónimo) quita el exceso de cartílago al cerrar la incisión alrededor del catéter del paciente; este tubo de goma suave permitirá que se drene el exceso de fluido del pericardio.
 


URGENCIA EN COMPARTIR

Doug Page, un médico en Asia Central, ora por un bebé malnutrido. A pesar del excelente cuidado que podía ofrecer el personal del hospital, el bebé murió algunos días después. “Hay urgencia en lo que tenemos que hacer aquí”, dice Page. “Hay gente que está muriendo cada día y que se pierde por la eternidad”.


AMISTADES

El Dr. Asad conversa con el Dr. Page (seudónimos) durante la reunión matutina de los doctores. A Asad le gusta practicar su inglés con Page, un médico Bautista del Sur. Page dice que las amistades cercanas son cruciales para el crecimiento del Reino en Asia Central, cambiando los estereotipos negativos a medida que los creyentes revelan el carácter de Cristo con aquellos que no conocen al Señor.


DOLORES Y SUFRIMIENTOS

Doug Page (seudónimo), un médico Bautista del Sur que sirve en Asia Central, examina a un hombre que se queja de dolor de espalda. Esta clase de medicina puede parecer inferior para un cirujano altamente entrenado, pero Page dice que eso no es lo importante. “No hay nada que el Señor nos haya dado que él no nos pida entregar… sea tu familia, tu carrera, tu educación, tu orgullo”.


MEDICINA DEL TERCER MUNDO

La luz del sol que penetra por las ventanas del hospital permite que Doug Page (seudónimo), un médico Bautista del Sur, examine una radiografía del tórax buscando señales de neumonía. El hospital, sucio y pobremente equipado, no tiene las necesidades básicas. Las salas están iluminadas por un solo tubo fluorescente. Los pacientes descansan en camas viejas cubiertas con sábanas raídas.


AFERRÁNDOSE A LA VIDA

La madre de un bebé de 18 meses espera la llegada de un doctor en una actitud de quieto desaliento, mientras su hijo duerme en la sala de un hospital en Asia Central. Gravemente malnutrido, el niño fue admitido por malnu-trición, neumonía y un infección en su pierna.


 EXISTENCIA DESOLADA

Casas de adobe enmarcan las colinas del pueblo de Asia Central donde Doug y Alice Page (seudónimos) sirven como las manos y los pies de Jesús. La ausencia de verde refleja la dureza de la vida allí. Desde el aire ―la única manera segura de llegar a la zona― el pueblo es un pálido oasis, tragado por una marcha incesante de montañas muertas, quemadas por el sol.


VIDA DURA

La muerte, a menudo por las manos de uno de la propia familia, es una amenaza real para los musulmanes de Asia Central que se convierten en cristianos. Muy a menudo, elegir a Jesús le cuesta a los nuevos creyentes su matrimonio, trabajo y casa, aun la custodia de sus hijos. Los apodan kafir (incrédulos, infieles), y viven como leprosos, separados de sus familias, amigos y comunidad.

LOTTIE MOON

EL LLAMADO

En 1870, Lottie tenía 30 años. Estaba de regreso en su casa por el verano luego de enseñar en  Danville, KY. Compartió su interés en las misiones con su hermana Edmonia, quien era una de las primeras misioneras solteras en China. Lottie sintió el llamado a seguirla.


ESCRITORA PROLÍFICA DE CARTAS

Lottie Moon escribió cartas de apoyo a las misiones desde China e inspiró a los Bautistas del Sur a orar, ofrendar e ir. “¡Oh!, que mis palabras puedan ser como un llamado de trompeta que pueda mover el corazón de mis hermanos y hermanas a orar, trabajar y darse a sí mismos a esta gente”, escribió hacia fines del siglo diecinueve.


SU CORAZÓN, SUS MANOS, SU VOZ

La Ofrenda de Navidad Lottie Moon permite que los misioneros de IMB ―como Lottie misma hace 140 años― vivan y trabajen en la vanguardia de la perdición, extendiendo el testimonio de los Bautistas del Sur por medio de su ministerio de tiempo completo.


RETRATO DE OBEDIENCIA

“Es afligente pensar que estas almas van hacia la muerte sin siquiera tener una oportunidad de escuchar el nombre de Jesús. ¿A cuántos puedo yo alcanzar?”, escribió Lottie Moon desde China a finales del siglo diecinueve. La vida de Lottie habla poderosamente a una generación desesperada por encontrar significado y modelos heroicos.


IGLESIAS QUE SIGUEN A LOTTIE

“Estamos asombrados por la puerta amplia que se nos abre para trabajar… ¿Por qué la iglesia se queda detrás?”, dijo una apasionada Lottie Moon hace más de 100 años. En el día de hoy, hay más de mil iglesias que están comenzando a tomar una responsabilidad por las etnias no alcanzadas sin presencia evangélica, etnias a las que los misioneros quizá nunca puedan ir.

NEPAL

UNA IGLESIA PARA CADA ALDEA

Bishwa Karmacharya, un plantador de iglesias nepalés, enseña de la Biblia durante un culto en una pequeña iglesia cerca de Kathmandu. Karmacharya fue entrenado por un misionero de IMB y su visión es una iglesia para cada aldea en Nepal.


CRISTO NO TIENE CASTA

Bishwa Karmacharya, un plantador de iglesias nepalés, entrenado por un misionero de IMB, ora con una mujer en una pequeña iglesia cerca de Kathmandu, Nepal. Karmacharya pertenece a la casta más alta del hinduismo que no se asocia con las castas menores. Pero él dice que Cristo no tiene casta.


ADORACIÓN

Creyentes nepaleses cantan y oran durante un culto en una pequeña iglesia en las afueras de Kathmandu. Los líderes de la iglesia creen que esta es la década de avivamiento de Nepal.


ADORACIÓN HINDÚ

Mujeres oran a dioses hindúes en un templo en las afueras de Kathmandu. El hinduismo es la religión predominante en Nepal.



ALDEA NEPALESA REMOTA

Se han comenzado iglesias en un pequeño pueblo en una zona remota de Nepal. Hay plantadores de iglesias que están trabajando en el 60 por ciento de los 75 distritos de Nepal.


BISHWA Y RAMILA

El plantador de iglesias nepalés Bishwa Karmacharya y su esposa, Ramila,leen juntos en la Biblia. La pareja, entrenada por un misionero de IMB, planta iglesias entre todas las castas y etnias en Nepal.


MUJERES DE DIOS

Ramila Karmacharya, una creyente nepalesa, habla a las mujeres en una iglesia que está a unas pocas horas fuera de Kathmandu, Nepal, acerca del valor que ellas tienen en Cristo.


ORACIÓN POR LA SANIDAD

El plantador de iglesias nepalés Bishwa Karmacharya ora por la sanidad de una mujer durante un culto en una pequeña iglesia. Karmacharya encontró a Cristo después de que Dios lo sanó de un accidente casi fatal cuando era joven. Un misionero de IMB lo entrenó para comenzar iglesias.

LOS SONGHAI

SIN CREYENTES

John Smythe (seudónimo), un misionero de IMB y voluntarios Bautistas del Sur de una iglesia bautista en Kentucky, viajan a una aldea songhai en la cual todavía no hay creyentes. Comparten historias bíblicas con el jefe de la aldea y otros aldeanos; la mayoría de ellos practican un islamismo popular.


UN VIEJO AMIGO

John Smythe (seudónimo), un misionero de IMB, visita una aldea songhai donde él y su familia vivieron anteriormente. Smythe continúa discipulando a los pocos creyentes en la aldea, a la vez que comparte historias bíblicas con los no creyentes.


SEGUIDOR CONSAGRADO

Ibrahim es un hombre songhai que antes practicaba el islamismo popular. Ahora Ibrahim es un seguir consagrado de Jesucristo y a menudo enfrenta severa persecución por su fe.


UNIDOS EN LA FE

Los pocos creyentes en esta pequeña aldea songhai enfrentan persecución diariamente de parte de sus vecinos islámicos. Esto no les ha detenido de reunirse para compartir la Palabra de Dios y orar los unos por los otros.


SU CORAZÓN, SUS MANOS Y SU VOZ

Un proverbio songhai dice que para conocer a alguien tienes que estar dispuesto a compartir una caja de sal. Así como una caja de sal no se usa rápidamente, las amistades requieren tiempo. Tres familias de IMB están construyendo esas amistades entre los songhai.


GENTE DEL RÍO

Los antiguos songhai creían que sus hechiceros podían dominar los espíritus de los ríos. Aunque el imperio no existe más, los descendientes de los songhai aún viven en y alrededor del río Níger.


EXTREMA POBREZA

La etnia songhai desciende del imperio songhai de África Occidental, que fue fundado y desarrollado por hechiceros, reyes musulmanes y guerreros intrépidos en los siglos quince y dieciséis. Hoy son principalmente agricultores y pescadores, y viven en extrema pobreza.


ISLAMISMO POPULAR

John Smythe (seudónimo), misionero de IMB, y su familia vivieron anteriormente en esta aldea songhai. Aunque oficialmente musulmanes, los songhai generalmente practican el animismo, junto con sus oraciones diarias y repetición del Corán. Menos del uno por ciento de la población es cristiana.


TESTIMONIO AUDAZ

Ibrahim, un ex seguidor del islamismo popular, sigue fiel a Jesús en medio de la persecución. La consagración, valentía y fidelidad de Ibrahim se han convertido en un ejemplo para los otros pocos creyentes en su aldea.


PADRE PIADOSO

Boubacar, un musulmán convertido y antiguo miembro de una pandilla, fue rechazado por su familia y amigos cuando se convirtió al cristianismo. Le prohibieron entrar a sus casas y fue considerado “inmundo”.


CREYENTES EN PERSECUCIÓN

“Cuando una persona songhai acepta a Cristo es una experiencia traumática”, dice el misionero John Smythe (seudónimo). “Comunidad es vida… ser echado de la misma es una sentencia de muerte”. Ibrahim, un creyente songhai, se ha mantenido fiel al evangelio frente a la persecución.


MODELANDO A JESÚS

Boubacar, un creyente songhai en Níger, ha sido transformado radicalmente de un líder violento de una pandilla a ser un discípulo consagrado a Cristo. “Lo que quiero hacer es todo lo que dice Jesús”, dice Boubacar. Este se ha convertido en su lema para la vida.


TRIBUS AMERICANAS SIN PRESENCIA EVANGÉLICA

AISLADOS

Agricultores de una tribu nativa de América del Sur recogen sus cosechas a mano. Danzan y realizan ceremonias religiosas en la pequeña montaña que aparece como fondo. Ellos están entre las 400 etnias no alcanzadas sin presencia evangélica en América del Sur. Están aisladas por el idioma, la cultura, la historia, y aun la geografía.


¿QUIÉN LES DIRÁ?

Un joven de una tribu de América del Sur refleja el orgullo por la tierra que tiene su pueblo. Antes les fue quitada por los colonizadores europeos y desmontada para pastizales, pero ahora la tierra está volviendo a su estado natural. ¿Quién les dirá a estas etnias no alcanzadas y sin presencia evangélica acerca del verdadero Creador?


JESÚS LA AMA

Una niña mira con curiosidad a los visitantes a su aldea aislada. Ella no sabe nada de Jesús. Hay más de 3.400 etnias  no alcanzadas en el mundoque no tienen presencia evangélica. Esto quiere decir que no hay una estrategia activa para plantar iglesias entre ellas.


LUGAR SAGRADO

El lugar sagrado de esta tribu no alcanzada es el corazón de la gente que danza su baile sagrado y adora a su dios. Las contribuciones a la Ofrenda de Navidad Lottie Moon permiten que obreros de IMB identifiquen y conozcan a estas etnias olvidadas, lo que hará posible que haya iglesias que las adopten y sean el corazón, las manos y la voz de Jesús.


CURANDERO

Un curandero camina por el bosque que rodea su aldea, nombrando los árboles y plantas y hablando acerca de sus propiedades medicinales. Él no sabe nada acerca del Gran Médico. Las etnias olvidadas no tienen esperanza a menos que las iglesias Bautistas del Sur y otros grupos evangélicos acepten el desafío de alcanzarlas.


PARA TODAS LAS ETNIAS

Un niño se pone su tocado ceremonial al prepararse para visitar el lugar sagrado de la tribu. Muchas etnias aisladas en América del Sur viven en pequeños grupos de menos de 3.000 personas. La mayoría nunca ha tenido un misionero asignado a ellas. Pero la iglesia es llamada a llevar el evangelio a todas las etnias.


NUNCA OYERON EL EVANGELIO

Uno de los ancianos de una etnia indígena acepta una Biblia de los extranjeros que visitan la tribu. Esto pasó durante el contacto inicial con la etnia. Esta etnia tribal prefiere aferrarse a su fe tradicional; pero ellos no han oído una presentación clara del evangelio.


DETENIDOS EN EL TIEMPO

Este cacique de una etnia indígena olvidada muestra sus adornos reales a los visitantes a la tribu. Hay algunos que guardarían a estas tribus en algo así como un museo, detenidos en el tiempo, lo cual no ha sido cierto por varias generaciones.


CAMBIO PARA SALVAR LA VIDA

Un curandero muestra un loro y luce en su cabeza un adorno de plumas azules, lo cual indica su rango dentro de la tribu. Algunos en la tribu quieren que su pueblo se aproveche de todo lo que está sucediendo a su alrededor, y a la vez, retener lo mejor de su cultura. Significará un cambio para ellos. Los que llevan las Buenas Nuevas pueden participar en esta transformación.


CRISTIANISMO MALENTENDIDO

Una mujer relata las creencias religiosas de su etnia indígena, la cual ha tenido un contacto limitado con el cristianismo. Ella ha conocido a algunos evangélicos, de quienes dice que son gente de fe “pero no tienen mucho amor. La fe sin amor no vale mucho”.
 

contáctenos : suscríbase : english