Totalmente suyo

*Para bajar estas imagenes siga las siguientes instrucciones:
Paso 1 - Dé click sobre la imagen para ampliarla
Paso 2 - Dé click derecho sobre la imagen y seleccione "Save picture as..."
Paso 3 - Seleccione un folder en su computadora y dé click en "Save"  

Encuentro divino - Sevilla, España

PLANES EN EL CAMPUS

Abraham (extremo derecho) hace planes con otros líderes de Connexxion. Mediante este ministerio ellos tratan de establecer amistades para llevarlas a Cristo.


 

PLANES DIVINOS

Durante el receso de una clase en la Universidad de Sevilla Abraham Ríos se detuvo a conversar con un equipo de jóvenes que estaba haciendo encuestas allí. Abraham describe ese encuentro como el plan perfecto de Dios porque él estaba buscando libertad y verdad en su vida.


 

PRÁCTICA DE INGLÉS

Abraham (centro) y otros líderes de Connexxion practican inglés en cafés locales con estudiantes y jóvenes profesionales. Aunque le cuesta hablar inglés, Abraham está dispuesto a practicar lo que sabe y ayudar a otros a aprender.



HOMBRE FIEL

Abraham dice que los que compartieron a Cristo con él le ayudaron a entender lo que estaba buscando. “Yo quería encontrarle sentido a mi vida y no hallaba respuestas”, dice Abraham. Hoy Abraham está dedicado a compartir las verdades de las Escrituras con otros.


AMIGOS PARA SIEMPRE

La misionera Martha Moore conoció a Abraham cuando él empezó a participar de los grupos de estudio bíblico de Connexxion. “Ella es una persona muy importante en mi vida”, dice Abraham. “Siempre estuvo a mi lado haciéndome preguntas, apoyándome”. Actualmente Martha supervisa equipos para evangelizar a universitarios en tres ciudades de Alemania y una en España.


COMPAÑERA

Yasmin Vila Limo, una misionera del programa Hands On en 2009, conoció a Abraham cuando él llenó una encuesta en la universidad. Ella siguió el crecimiento espiritual de él desde los Estados Unidos y ahora sirve junto a él como una journeyman en Sevilla.


 
TAPAS Y TEMAS

Líderes de Connexxion realizan estudios bíblicos semanales mientras disfrutan de tapas, comida tradicional de España. En esta noche están discutiendo la presencia de Dios durante tiempos difíciles.


Piezas en el rompecabezas de Dios

ARTISTA TRABAJANDO

Steven Kunkel, misionero voluntario en Japón, consulta la Biblia en japonés mientras dibuja caricaturas japonesas llamadas manga.
 



TRADICIÓN BUDISTA

Steven Kunkel (derecha), observa a un monje budista tocando la campana fuera de un altar en Narai-juku, una aldea histórica preservada en las afueras de Shiojiri, Japón. Steven sintió el llamado para ir a Japón a los 15 años. Siete años más tarde comenzó a servir como misionero voluntario allí.


CÍRCULO DE ORACIÓN

Hermanos de la iglesia japonesa-paraguaya en Asunción, Paraguay oran por  Steven Kunkel (centro, sentado) al comisionarlo para el servicio misionero en Japón. El grupo incluye a los padres de Steven, Tim e Iracema Kunkel (parados detrás de Steven), misioneros en Asunción.



LA PALABRA DE DIOS PARA LOS NIÑOS

El misionero voluntario Steven Kunkel (centro) enseña un estudio bíblico para niños en Shiojiri, Japón. Cuando tenía 5 años Steven no podía hablar debido al autismo, un trastorno de desarrollo en el cerebro. Hoy Steven habla cuatro idiomas —incluyendo el japonés— y está aprendiendo otros cinco.


ESCUELA EN CASA

En esta foto de 1999 tomada en Uruguay, Steven Kunkel trata de pensar en la respuesta correcta durante una clase con su madre, la misionera Iracema Kunkel. Hoy Steven, que tiene autismo, es un misionero voluntario en Japón. Sus padres son misioneros en Paraguay.


SALIENDO DE CASA

Poco antes de dejar su casa para servir como misionero en Japón, Steven Kunkel (centro), de 23 años, posa junto a sus padres, los misioneros Tim e Iracema Kunkel, en el patio de su casa en Asunción, Paraguay. Dieciocho años atrás Steven fue diagnosticado con autismo.


CANTANDO ALABANZAS

El hijo de misioneros, Steven Kunkel (izquierda), guía en un canto a niños en una iglesia japonesa-paraguaya en Asunción, Paraguay.
 



 
EL PODER DE LA ORACIÓN

En una iglesia bautista brasileña-japonesa en Fuji, Japón, Steven Kunkel (izquierda), 23, ora por Filipe Koji Kakumu, el hijo autista de 21 años de Luis Carlos (derecha) y Margarete Kakumu, misioneros bautistas brasileños en Fuji. Steven, que también tiene autismo, es un misionero voluntario en Shiojiri, Japón. Él es hijo de misioneros de IMB en América del Sur y su mamá es de Brasil. Unos misioneros Bautistas del Sur a Brasil guiaron a Cristo a los bisabuelos de Steven en la década de 1880.


EVANGELISMO EN LA ESTACIÓN DE TRENES

Steven Kunkel (derecha) y el pastor japonés Saburo Akazawa (centro) reparten tratados y comparten el evangelio con japoneses en la estación de trenes en Shiojiri, Japón. Steven, que es autista, trabaja junto al pastor Akazawa como misionero voluntario.


 
Los sordos de Madagascar

UN PUEBLO SINGULAR

Probablemente la genética es la más responsable por la variación asombrosa de color en los ojos de esta estudiante sorda malgache en Antsirabe, Madagascar. Las características físicas de la mayoría de las etnias de la isla se diferencian del resto de África oriental. Los sordos malgache son una etnia no alcanzada y sin presencia evangélica con una población que llega a los 100.000 habitantes.


ANCLADOS EN LA ORACIÓN

Drew Robinson ora con miembros del equipo para Madagascar de Warren Baptist Church antes de salir para un día de ministrar entre los sordos.  La mamá de Robinson, Connie Hook (detrás), interpreta las oraciones al lenguaje de señas para el único miembro sordo del equipo.  


HERMOSA PERO EN TINIEBLAS

Con más de 2 millones de habitantes, Antananarivo es la capital de Madagascar y la ciudad más grande del país. Los misioneros dicen que, aunque el evangelio ha avanzado algo aquí, la abrumadora mayoría de los habitantes no son cristianos.  


EL ENCUENTRO CON LOS SORDOS

Los estudiantes de la escuela para sordos en Antananarivo, Madagascar, se comunican por señas con Mason Barrett durante el primer encuentro de Warren Baptist Church con los sordos malgache. Muchas personas con audición piensan erróneamente que los sordos tienen un retraso mental, dice Barrett, pero ellos son “tan inteligentes como tú y yo”. 
 


EL MENSAJE DEL AMOR

Drew Robinson (extremo izquierdo) juega al basquetbol con estudiantes de la escuela para sordos en Antananarivo, Madagascar. A pesar de no conocer el idioma de señas, Robinson pudo comunicarse con los sordos usando algunas señas básicas, ademanes y juegos.


MARGINADOS

Una estudiante sorda juega después de clase con sus compañeros en Antananarivo, Madagascar. La federación de sordos del país estima que muy pocos de los 110.000 sordos de Madagascar han asistido a una escuela para sordos. 


HACIENDO CONTACTOS

Llenar un vaso con agua puede parecer insignificante, pero Drew Robinson sabe que gestos sencillos ayudan a establecer nuevas amistades. Para poder compartir el evangelio con los sordos malgache, Warren Baptist Church está buscando establecer muchas amistades por toda la comunidad sorda, enfocándose en empresas, asociaciones, clubes y escuelas para sordos.


ESCUDRIÑAR LAS ESCRITURAS

Phillip Easterling desafía al dueño de una carpintería para sordos en Madagascar con pasajes del Nuevo Testamento acerca de la naturaleza divina de Jesús. “No pensé que podríamos comunicarnos tanto como lo estamos haciendo”, dice Roger Henderson, el pastor de misiones de la iglesia Warren. “La Biblia está abierta y la gente está escudriñando la Palabra de Dios para buscar la verdad”. 


ARMA SECRETA

Phillip Easterling (izquierda) se comunica por señas con uno de los maestros de la escuela para sordos en Antananarivo, Madagascar. Easterling, que pastorea una iglesia para sordos en Asheville (NC), nació sordo. Fue a Madagascar para ayudar al equipo de la iglesia Warren, en el cual no hay ningún sordo, para penetrar la comunidad sorda muy cerrada del país.


VOCABULARIO VISUAL

Connie Hook (derecha) aprenda vocabulario del lenguaje de señas malgache de estudiantes de la escuela para sordos en Madagascar. Hook trabaja como intérprete del lenguaje para señas en una escuela en Georgia, y es la única miembro del equipo de Warren que tiene experiencia en el lenguaje de señas. “A pesar de la barrera de las señas… pudimos hacernos entender”, dice Hook. “Por mucho tiempo hemos estado orando por estas personas”. 


 Obrero quichua en el Sur de Asia

APENDIZAJE EL IDIOMA

Cebrián Bolívar (seudónimo) estudia inglés e hindi. Ahora que van 18 meses de su compromiso de tres años de plantar iglesias en el Sur de Asia su aprendizaje del idioma está mejorando, especialmente el inglés.


SINTIÉNDOSE SOLO

Hay momentos cuando Cebrián Bolívar (seudónimo) se siente solo: cuando el idioma del Sur de Asia le cuesta y la cultura lo abruma. Cuando esto sucede, el plantador de iglesias recuerda las 20 familias que están ofrendando sacrificialmente para sostenerlo. Todos son campesinos que luchan para sobrevivir en las montañas de los Andes.


UNA NUEVA TIERRA

En América del Sur, Cebrián Bolívar (seudónimo) fue uno de los mejores plantadores de iglesias que obrero Sam Cordell (seudónimo) entrenó. En 18 meses Bolívar comenzó 26 iglesias. Ahora, en el Sur de Asia, está familiarizándose con los barrios marginados del continente.


REFUGIO

Cuando el idioma y la cultura del Sur de Asia parecen abrumar a Cebrián Bolívar (seudónimo), este plantador de iglesias quichua se retira a su habitación sencilla, toma la guitarra que un hermano de los Estados Unidos dejó allí, y toca y canta canciones en su idioma natal.


EL PLAN

El indígena quichua, Cebrián Bolívar (seudónimo), ahora un plantador de iglesias en el Sur de Asia, ha podido establecer buenas amistades con estudiantes de las universidades cercanas. El obrero, Sam Cordell (seudónimo), anima este esfuerzo y a veces acompaña a Bolívar. Hace poco, uno de los estudiantes aceptó a Jesús.


HASTA LO ÚLTIMO DE LA TIERRA

Poco en la vida de Cebrián Bolívar (seudónimo) podía predecir que un día llegaría a ser obrero en una de las ciudades más pobladas del mundo, hasta que él conoció al obrero Sam Cordell (seudónimo). Después de que Cordell entrenó a este indígena quichua en la plantación de iglesias, Bolívar le preguntó a Cordell si podía ir con él al Sur de Asia.


Glasgow, Escocia

UNA FE QUE PERDURA

Aunque actualmente Gena Wilson está en los Estados Unidos recibiendo tratamientos agresivos para el cáncer, su mensaje para los demás sigue siendo el mismo: “El cáncer no es mi problema principal. Jesús ya se ha ocupado de mi problema principal de modo que lo mejor está por venir”.


CHARLA DE AMIGOS

En un restaurante de su barrio la misionera Gena Wilson se ríe con Graeme McKelvie, un estudiante de derecho en la Universidad de Glasgow. Gena dice que quiere a Graeme como un hijo y ora para que él acepte a Cristo.


HUSSEIN

Hussein conoció a la misionera Gena Wilson cuando él tenía solo 10 años. Aunque es musulmán, Hussein dice que él y Gena se respetan mutuamente y disfrutan de conversaciones profundamente espirituales. Él considera a Gena como una de sus mejores amigas.


EN LA CANCHA

“Estoy en una zona donde Dios está brindando posibilidades para amistades verdaderas, auténticas y genuinas”, dice la misionera Gena Wilson. Sea que esté jugando al basquetbol o guiando un estudio bíblico Gena es intencional en guiar hacia el evangelio a los que la rodean.


BARRIO SPRINGBURN

Caminando por su barrio, la misionera Gena Wilson se detiene para conversar con Max, quien trabaja en una peluquería. Todos los días Gena usa tiempo para establecer amistades con la gente en el barrio de Springburn en Glasgow, Escocia.


ACADEMIA SPRINGBURN

La misionera Gena Wilson se prepara para una reunión en la Academia Springburn de Glasgow donde sirve como capellán. Ella considera que la escuela es uno de sus campos misioneros más importantes.


Los mixtecos de Tijaltepec

A MUCHOS KILÓMETROS DE DISTANCIA

En su casa cerca de Bakersfield, California, una mujer mixteca de Tijaltepec llora mientras ella y su esposo ven un mensaje por vídeo de su familia en un pueblo al sur de México. Así como otros de su etnia no alcanzada, este matrimonio dejó su pueblo y su familia en búsqueda de una mejor vida como trabajadores agrícolas en California.


NIÑOS MIXTECOS

Durante un viaje misionero al sur de México, Phil Neighbors (izquierda), copastor de Valley Baptist Church de Bakersfield, California, se hace amigo de los niños mixtecos que viven en esta aldea indígena. Uno de ellos es Renán (centro, camiseta verde), de 10 años, cuyos padres viven cerca de Bakersfield.


UNA TELA COLORIDA

Una mujer mixteca de Tijaltepec al sur de México teje una tela colorida. Valley Baptist Church de Bakersfield, California, está compartiendo el evangelio con esta etnia no alcanzada. La iglesia también está testificando a inmigrantes mixtecos que viven cerca de Bakersfield.


NECESITA A CRISTO

Un hombre mixteco se detiene cerca del centro comunitario donde hay una clínica médica. Debido al aislamiento y la pobreza muchos de esta etnia no alcanzada sufren de problemas de salud. Valley Baptist Church “adoptó” a esta etnia y auspicia las clínicas como una manera de alcanzarlos. 


SER LAS MANOS DEL SEÑOR

Juanita Montoya de la iglesia Valley, ayuda en un clínica médica evangelística durante un viaje misionero al sur de México. Toma la presión arterial de una mujer mixteca, una etnia no alcanzada “adoptada” por la iglesia.


NARRADORA EXPERTA

En un centro comunitario en el sur de México, Juanita Montoya les cuenta una historia bíblica a los niños mixtecos de Tijaltepec. Montoya, miembro de Valley Baptist Church, ha sido clave en el esfuerzo de la iglesia para llevar el evangelio a esta etnia no alcanzada. 


ATENCIÓN MÉDICA

Durante una clínica médica gratuita en el sur de México una mujer mixteca de Tijaltepec le describe sus síntomas a un médico bautista mexicano. La gente también escucha el evangelio mientras visitan la clínica, auspiciada por la iglesia Valley en cooperación con una iglesia bautista de México.


INSCRIPCIÓN DE PACIENTES

En San Pablo, México, un voluntario (izquierda) de Valley Baptist Church inscribe a los pacientes en una clínica médica evangelística organizada por la iglesia Valley y una iglesia bautista mexicana. Las mujeres son de la tribu mixteca de Tijaltepec, una etnia no alcanzada que la iglesia “adoptó”.


ALCANZANDO A LAS MUJERES

Mujeres mixtecas conversan en el centro comunitario de San Pablo, Tijaltepec, en el sur de México. Muchas veces es difícil compartir el evangelio con las mujeres dado que la mayoría de ellas solo hablan su idioma indígena. Casi todos los hombres hablan el español también, el idioma del país.


AQUÍ Y ALLÁ

Un hermano mexicano de Valley Baptist Church en Bakersfield, California, comparte versículos bíblicos con algunos mixtecos que viven y trabajan a unos 35 kilómetros de la iglesia. En 2011 los mixtecos de Tijaltepec eran una etnia no alcanzada y sin presencia evangélica cuando la iglesia Valley los “adoptó”. Hoy la iglesia los está alcanzando en su lugar de origen y fuera de su país.


TIEMPO DE HISTORIAS

En un centro comunitario en el estado mexicano de Oaxaca, niños de la etnia mixteca de Tijaltepec escuchan una historia bíblica. Mediante una iniciativa de IMB, Valley Baptist Church se ha comprometido a llevar el evangelio a esta etnia no alcanzada.
 


Los birmanos en Tailandia

IGLESIAS PLANTADAS

Scott Branding (seudónimo) enseña la Biblia en el hogar de un creyente birmano junto con un pastor birmano al cual ha entrenado. El grupo de obreros birmanos que se reúnen desde varias granjas dispersas en la zona han formado iglesias debido al trabajo de los Branding.


RANONG, TAILANDIA

Un barco de pesca grande está siendo reparado en un muelle en Ranong, Tailandia. Aquí Scott y Alyssa Branding (seudónimos) buscan comenzar iglesias entre la población birmana.


FILTROS COMO UN PUENTE PARA EL EVANGELIO

Scott Branding (seudónimo) y un pastor birmano se reúnen con aldeanos birmanos en una granja de árboles de caucho para enseñarles cómo usar correctamente los contenedores para filtrar agua. Muchos birmanos van a Tailandia para encontrar trabajo y a menudo están aislados en zonas remotas.


AYUDANTES EN EL MINISTERIO

Una mujer birmana se ha hecho amiga de Scott y Alyssa Branding (seudónimos) y es parte del ministerio de ellos a los inmigrantes birmanos que viven en las zonas alejadas del sur de Tailandia.


CORAZONES ABIERTOS

Inmigrantes birmanos clasifican pescado en un gran mercado en Ranong, Tailandia. Los Branding (seudónimo) trabajan con los inmigrantes y dicen: “Cuando ellos llegan a Tailandia están lejos de su familia” lo que los hace más abiertos al evangelio. Los Branding les ayudan en sus necesidades físicas mediante proyectos que proveen agua potable para beber.


MENTOREO

Scott Branding (seudónimo) enseña a la gente a llevar el evangelio a su propia etnia.
 




TIEMPO CON MAMÁ

Una mamá joven les lee un libro a sus hijas. Muchas veces las escuelas están demasiado lejos para que vayan los niños y ellos pasan gran parte del día solos en casa mientras sus padres trabajan en el campo. Lo más probable es que estos niños seguirán las pisadas de sus padres y trabajarán en las granjas.


ADORANDO JUNTOS

Inmigrantes birmanos leen la Biblia durante un culto de adoración. Los creyentes, muchos de los cuales han venido a Tailandia buscando un mejor trabajo, viven diseminados en granjas apartadas, lo que hace difícil que se reúnan para estudios bíblicos y adoración.


TRABAJO EN LOS PUERTOS

Muy temprano en la mañana inmigrantes birmanos cruzan un canal en una ciudad portuaria al sur de Tailandia. Scott y Alyssa Branding (seudónimos) están dedicados a alcanzarlos con el evangelio y han comenzado iglesias entre ellos.



Los bedia del Sur de Asia

UNA DEMOSTRACIÓN DE FE

Stuart Bell, pastor de First Baptist Church en Centerton, Arkansas, posa para una foto con un nuevo creyente bedia. Este joven dijo que tenía vergüenza de cortarse los brazaletes que había usado en sus muñecas durante casi toda su vida, pero que lo hizo después de orar para recibir a Cristo.


ORACIÓN CONTESTADA

Shanti (seudónimo) ora en una sala repleta de gente. Durante muchos años ella le pidió a Dios que llenara esa sala con otros creyentes que oraran y adoraran junto a ella. Ella perseveró en medio de persecución y aislamiento, a ahora Dios está respondiendo.



PARED DE LOS BEDIA

Con el propósito de mantener a su etnia frente a los miembros, la iglesia dedicó una pared del santuario a fotos de los bedia. Esta iglesia comenzó a orar por la etnia del Sur de Asia en 2007 y continúa trabajando con ellos en una alianza a largo plazo con IMB.
 


PRIMEROS CREYENTES

Amita (seudónimo) se sienta con sus dos hijos, Pushpa y Namdev. Esta familia fue una de las primeras que llegaron a Cristo entre los bedia. Durante tres años fueron los únicos creyentes.


BAUTISMO EMOTIVO

Ramsden Chippada (seudónimo) bautiza a un nuevo creyente bedia. El equipo de First Baptist Church en Centerton, Arkansas estaba muy emocionado. Era la primera vez que presenciaban un bautismo entre los bedia. En febrero de 2012, después de cinco años de orar y no saber lo que estaba sucediendo, celebraron el bautismo de seis personas bedia.


ROSTRO PARA SUS ORACIONES

El primer hombre bedia que encontró Stuart Bell, pastor de First Baptist Church en Centerton, Arkansas  salió de la selva para saludarlo. Bell se echó a llorar por este encuentro. Este llegó a ser el “hombre bedia” para la iglesia, sirviendo como el “rostro” de las oraciones de la iglesia por cinco años.


UNA BEDIA FIEL

Amita (seudónimo) ora durante un culto. Más de 80 personas se apretujaron en su pequeña casa para escuchar la enseñanza de un pastor visitante. Hace unos pocos años los bedia eran considerados una etnia no alcanzada y "olvidada" hasta que una iglesia en Arkansas decidió llevarles el evangelio.


AYUDA CON LA TAREA ESCOLAR

Lisa Bell, de Centerton, Arkansas, revisa la tarea escolar de algunos niños. "Entré para ver lo que estaban haciendo los niños. Vi que tenían libros. Me senté y empecé a señalar y ellos me decían la letra o el nombre de la figura en inglés", explica Bell.


BIBLIA HINDI

Los bedia ya no son considerados una etnia no alcanzada y sin presencia evangélica desde que los adoptó la iglesia de Centerton; sin embargo, todavía no tienen la Biblia en su idioma. Los nuevos creyentes usan la Biblia en hindi para estudiar la Palabra de Dios.


NUEVA VIDA EN CRISTO

Panish (seudónimo), 76, y Stuart Bell, pastor de First Baptist Church en Centerton, Arkansas posan juntos para una foto. Durante un culto, Panish pasó al frente levantando las manos y le dijo: “Yo sé lo que oré y significa que ahora mis pecados han sido perdonados”. 



ORACIÓN FERVIENTE

Una mujer bedia clama a Dios después de participar de la Cena del Señor. En 2007 los bedia eran considerados una etnia no alcanzada y sin presencia evangélica. First Baptist Church en Centerton, Arkansas “adoptó” a los bedia y oró para que les llegara el evangelio.


ALABANZAS AL SEÑOR

Clifton Melek (seudónimo), obrero en el Sur de Asia, eleva sus manos en gratitud por las seis personas bedia que fueron bautizadas en un lago. Melek ayudó a la iglesia de Arkansas establecer contacto con la etnia que ellos “adoptaron”. Él anima a esta iglesia en la obra que hacen con los bedia.










 

contáctenos : suscríbase : english