Un esfuerzo sagrado

*Para bajar estas imagenes siga las siguientes instrucciones:
Paso 1 - Dé click sobre la imagen para ampliarla
Paso 2 - Dé click derecho sobre la imagen y seleccione "Save picture as..."
Paso 3 - Seleccione un folder en su computadora y dé click en "Save" 


Los afroecuatorianos

CONOCER A LA GENTE ― Después de doce años de plantar iglesias en las montañas de Ecuador, Johnny Maust (izquierda) y su esposa Donna, misioneros de IMB, se reubicaron en la costa para plantar iglesias entre los afroecuatorianos, descendientes de esclavos náufragos.

 

VISITAR LAS ESCUELAS ― Tony Mathews, pastor North Garland Baptist Fellowship en Texas, conversa con un maestro en una escuela que visitó durante un viaje exploratorio a la costa de Ecuador con un grupo de otros pastores afroamericanos. (foto de North Garland Baptist, usada con permiso)
 

OBSERVADORA CURIOSA ―  Un grupo de pastores afroamericanos captaron la atención de esta niña afroecuatoriana. Es raro que los visitantes tengan el mismo color de piel que los nativos, pero los pastores se dieron cuenta de que esto podía abrir puertas para presentar el evangelio. (foto de North Garland Baptist, usada con permiso)
 

PREDICADOR INVITADO ― Tony Mathews, pastor de la iglesia North Garland Baptist Fellowship en Texas, visitó iglesias a lo largo de la costa de Ecuador junto al misionero Johnny Maust. Parte del trabajo de Maust es discipular a los creyentes del lugar para plantar iglesias allí. (foto de North Garland Baptist, usada con permiso)

APOYO FINANCIERO ― El pastor Tony Mathews está guiando a su iglesia a involucrarse más en las misiones asociándose con misioneros de IMB para alcanzar a etnias en Madagascar y Ecuador, y apoyarlas mediante la Ofrenda de Navidad Lottie Moon y el Programa Cooperativo. (foto de IMB por Elijah Wilson)
 

RECLUTAR PASTORES ― Billy Bell, pastor de Dallas, Texas, participó de un taller misionero para pastores afroamericanos. El pastor Tony Mathews dirigió el taller. Los dos pastores se propusieron animar a otros pastores afroamericanos  a asociarse con los misioneros Johnny y Donna Maust para alcanzar a los afroecuatorianos en Ecuador. (foto de IMB por Elijah Wilson)

CONTACTO A LARGA DISTANCIA ― Tony Mathews, pastor de North Garland Baptist Fellowship, conversa vía Skype con los misioneros Johnny y Donna Maust en Ecuador. El pastor anota peticiones de oración y formula preguntas logísticas en cuanto a un viaje exploratorio que está coordinando. (foto de IMB por Elijah Wilson)

ESCUCHAR EL MENSAJE ― Luego de regresar de su primer viaje misionero, el pastor Tony Mathews habla acerca de las misiones de una manera diferente. Él siempre apoyaba los esfuerzos misioneros de individuos dentro de la iglesia. Pero ahora, él anima a todos a que consideren cómo se sienten guiados a involucrarse en las misiones. (foto por Elijah Wilson)

INVITACIÓN A LAS MISIONES ― Tony Mathews (derecha), pastor de North Garland Baptist, presenta la invitación durante el culto. Él incluye el llamado misionero en la invitación. “Si esperamos que la gente responda al llamado, tenemos que presentar el llamado para que lo acepten”, dice Mathews. (foto de IMB por Elijah Wilson)

 

Abidjan, Costa de Marfil

CIUDAD PORTURARIA ― La misionera Heather McAfee se detiene para atender una llamada en la Iglesia Bautista Treichville en Abidjan. En Treicheville, en la costa sur de la laguna Ébrié, está el puerto autónomo de Abidjan.

 

TRABAJAR JUNTOS ― El misionero Mike McAfee y George Kassou, pastor de la Iglesia Bautista Beleville en el barrio Abobo de Abidjan, trabajan juntos para alimentar la visión de plantar iglesias en zonas no alcanzadas  de esta ciudad en África Occidental.

 

COMPARTIR LA PAZ ― El misionero Mike McAfee y el pastor George Kassou viajan en auto por los caminos de tierra de Abobo. Buscan oportunidades para compartir la paz de Cristo con hombres musulmanes. Abobo fue el lugar de luchas intensas durante la violencia que surgió después de las elecciones a principios de 2011, cuando miles huyeron de sus hogares.

AMIGAS DE LAS MUJERES ― La misionera Heather McAfee y Viviane Kassou oran juntas en la casa de Viviane antes de salir a visitar hogares vecinos en el barrio Abobo de Abidjan, para compartir historias bíblicas con mujeres musulmanas.

 

ORAR JUNTAS ― La misionera Heather McAfee y Viviane Kassou oran con una mujer musulmana después de presentar una historia de la Biblia. Las mujeres musulmanas a las que visitan están muy dispuestas a orar con ellas y a veces presentan motivos de oración por familiares y otros asuntos.

 

COMPARTIR LA VIDA ― Tomadas de la mano, la misionera Heather McAfee y Viviane Kassou caminan por las calles de Abobo. Viviane le pidió a Heather que le enseñara cómo testifcar a sus vecinas musulmanas; pero Heather dice que ella ha aprendido mucho de Viviane mientras comparten la vida y el ministerio.

DISFRUTAR CON LOS AMIGOS — Caleb McAfee, hijo de Mike y Heather McAfee, se siente muy cómodo en Abidjan, donde ha vivido desde que tenía 7 años de edad. Ahora tiene 14 y disfruta de jugar fútbol y otros juegos con sus amigos marfileños.
 

 

RELATOS BÍBLICOS — Heather McAfee cuenta la historia desde la Creación hasta Cristo a la encargada de un negocio, quien es musulmana, en Vridi. La ciudad de Vridi fue establecida por trabajadores que el gobierno colonial francés trajo para construir el canal Vridi en la década de 1950.

 

MEJORES AMIGOS — Caleb McAfee comparte la comida tradicional de attiéké con su mejor amigo, Amos. Lo que es el arroz en la cocina asiática es el attiéké para la comida de la Costa de Marfil. Este plato típico se prepara con pulpa de mandioca fermentada. 

 

El Sudeste Asiático

LOS CREYENTES LOCALES ENSEÑAN ― Los obreros William y Nancy Potter (seudónimos) comenzaron las clases de T4T (Entrenamiento para entrenadores) en esta comunidad rural del Sudeste Asiático. Ahora Nancy se sienta atrás y observa cómo los creyentes localess enseñan estos métodos de plantación de iglesias a los nuevos creyentes.

AGUA LIMPIA ― Robert Potter, de ocho años de edad, observa junto a su papá, William (seudónimos), cómo un hombre desenvuelve una tinaja de agua que acaba de ser fabricada en una prensa hidráulica. La familia Potter ministra a la gente de ese lugar mediante proyectos humanitarios que incluyen educación sanitaria, higiene y purificación de agua.

APENDER JUNTOS ― Creyentes en el Sudeste Asiático aprenden el método de plantación de iglesias, T4T (Entrenamiento para entrenadores). La meta es que ellos a su vez vayan a sus propias comunidades a entrenar a otros en el evangelismo y discipulado. El objetivo es establecer iglesias que se reproducen por medio de redes de familias, amigos y vecinos.  

RETROCEDER ― La única dirección para entrar en este trasbordador oxidado es en reversa. Nancy Potter (seudónimo) maniobra hábilmente una camioneta bajando la pendiente barrosa que sirve como rampa de ingreso.

 

ARRASADO POR EL AGUA ― Todos los años este río se desborda e inunda una amplia zona de sembrados durante muchos meses. Las casas están construidas sobre pilares altos de madera para mantenerse por encima de la inundación, pero muchas de las personas más pobres no pueden costear viviendas adecuadas y año tras año el agua se lleva sus viviendas.

VISITA DE CREYENTES ― La obrera Nancy Potter (seudónimo) y dos enfermeras cristianas visitan a una familia pobre donde oran por un bebé de 20 días que está enfermo. Como parte del ministerio de salud equipos de creyentes visitan las comunidades rurales para enseñar aspectos prácticos de salud e higiene junto con el mensaje del evangelio.

SALUD Y EL EVANGELIO ― Las mujeres de las pequeñas aldeas rurales en el Sudeste Asiático a menudo conocen muy poco acerca de la salud y la higiene. Nancy Potter (seudónimo) visita algunas aldeas para enseñar clases de salud junto a algunas mujeres a las que ha entrenado. Presentan conceptos básicos tales como higiene, nutrición y cuidado prenatal. Al ayudar a las necesidades físicas de las mujeres los creyentes también pueden ayudar a sus necesidades espirituales presentándoles el evangelio, a muchas de ellas por primera vez.

 

HACER AMIGAS ― Nancy Potter (seudónimo) le toma la presión arterial a una mujer embarazada en una clínica prenatal en el Sudeste Asiático. Estas clínicas permiten que los creyentes se relacionen con muchas comunidades del lugar y les brindan oportunidades para presentar el evangelio a quienes nunca antes lo habían oído.

PESCAR ― Un pescador arroja hábilmente su red al amanecer para recoger unos pocos pescados de un río en el Sudeste Asiático. Durante varios meses cada año este río se desborda inundando las comunidades locales a una altura de varios pies.

 

AYUDA HUMANITARIA ― William y Nancy Potter (seudónimos), y sus cuatro hijos, viven en una comunidad rural en el Sudeste Asiático. La familia ministra a la gente mediante proyectos que incluyen educación de la salud, higiene y purificación del agua. Los proyectos ayudan a satisfacer las necesidades básicas de los aldeanos y les dan oportunidades para compartir el evangelio y plantar iglesias.

OPORTUNIDADES DE COMPARTIR ― Los obreros William y Nancy Potter (seudónimos) aprovechan su experiencia médica como una manera de tener oportunidades de presentar el evangelio y plantar iglesias. Aquí están examinando a un hombre que sufrió un derrame cerebral lo que afectó su movilidad y su habilidad para trabajar.

PEQUEÑA IGLESIA CASERA ― Maly Lim y su esposo Sovann (seudónimos) se convirtieron como resultado de su amistad con la obrera Nancy Potter (seudónimo). Ahora la pequeña casa de un solo cuarto sirve como una iglesia casera para los creyentes en esta comunidad rural.

 

Los karamojong de Uganda

SONRISA ― Una niña karamojong sonríe a la cámara en el norte de Uganda, el lugar donde Robert y Maridith Lane se entrenaron por dos años hasta noviembre de 2013 cuando se mudaron al Sur de Sudán.


 

SEGUIDORAS FIELES ― Maridith Lane saluda a mujeres karamojong en el norte de Uganda. “[Dios] usó este tiempo de transición para preparar nuestro corazón para lo que ha de venir”, dice ella. En noviembre de 2013 los tres miembros de la familia Lane se mudaron al Sur de Sudán, el país que Dios había puesto en su corazón más de cinco años antes.

DÉCADAS DE POBREZA ― Una mujer karamojong muele maíz en el norte de Uganda. La región ha estado plagada por décadas de sequía, pobreza y luchas tribales. De acuerdo al Programa Alimentario Mundial más del 80% de la población vive debajo del nivel de pobreza.

 

VIVIR EN TEMOR ― El pueblo karamojong es ganadero y guerrero. Robert Lane dice que ellos viven en temor: temor de morirse de hambre, temor del próximo robo de ganado, temor de la muerte y temor de Dios.
 

 

CAPACITACIÓN― Participantes de una capacitación estudian la Biblia junto a miembros del Equipo Echelon en el Sur de Sudán. “Ellos necesitan que se les entrene, y necesitan que se les deje libres para poder hacer todo lo que Dios quiere que hagan”, dice Robert Lane.

 

FIRMES COMO IGLESIA — Miembros del Equipo Echelon estudian la Biblia con participantes del Sur de Sudán en un campamento de entrenamiento. Robert Lane dice: “Si los enviáramos solos no lograrían nada porque no podrían permanecer firmes. Pero si los enviamos como iglesia entonces pueden mantenerse firmes contra el mundo”.

LUGAR DIFÍCIL ― “Es sumamente difícil vivir en la región de Karamoja, no solo para nosotros sino también para la gente de aquí”, dice Robert Lane en cuanto a la tierra desértica, los ladrones de ganado y el nivel de pobreza.

 

NIÑOS CURIOSOS — Niños karamojong del norte de Uganda miran por la ventana de un auto donde Robert Lane está sosteniendo a un bebé. Los Lane tienen un hijo, Shepherd, que nació en 2012, un año antes de que sus padres se mudaran al Sur de Sudán.

 

EL CUERPO DE CRISTO — Maridith Lane escucha al líder del Equipo Echelon, Jeremy Taliaferro, quien comparte sobre 1 Corintios durante una comida juntos. Esto es lo que el Equipo Echelon considera una iglesia: compartir juntos la vida, compartir a Jesús unos con otros, confesar los pecados y ver cómo el Señor los hace crecer juntos como un cuerpo de creyentes.

ENFOQUE EN JESÚS — Robert Lane comparte una comida y la Cena del Señor con el Equipo Echelon. Durante dos horas el equipo enfoca su conversación en Jesús y lo que está en el corazón de cada persona. Así es como el equipo cree que es la iglesia.

 

VESTIMENTA TRIBAL — Un joven karamojong muestra su vestimenta tribal tradicional con marcas en su cara. Los Lane y el Equipo Echelon tienen la visión de predicar las Buenas Nuevas de Jesús al pueblo nilotic del este de África, incluyendo a los karamajong. Estas son tribus violentas de guerreros seminómadas que se ganan la vida como cuidadores de ganado.

El Sur de Asia

ENTRENAR A LOS ENTRENADORES — El obrero Mitch Englehart (seudónimo) estudia las Escrituras con dos entrenadores en plantación de iglesias del Sur de Asia. Englehart enseña a los entrenadores cómo enseñar a los creyentes para que ellos también sean entrenadores de plantación de iglesias. (foto IMB por Paul W. Lee)

HERMOSO PERO OSCURO — Los Himalayas se ven en el horizonte mientras Mitch Englehart (seudónimo) y Rakesh, un plantador de iglesias clave del Sur de Asia, comparten estrategias para evangelizar en los lugares difíciles de alcanzar. Escondidas entre las montañas hay miles de aldeas, muchas de ellas sin presencia evangélica. (foto IMB por Paul W. Lee)

VISITA A UNA CASA — Mitch Englehart (seudónimo) y Rakesh visitan a una familia del Sur de Asia a la cual la red de plantación de iglesias de Rakesh le había compartido el evangelio. Hasta ahora, ninguno en la casa ha recibido a Cristo, pero Rakesh dice que la puerta está abierta para ministrar en el futuro. (foto IMB por Paul W. Lee)

EN MEDIO DE LA POBREZA — Un niño del Sur de Asia disfruta del sol mientras Mitch Englehart (seudónimo) y Rakesh comparten la historia de Jesús dentro de la casa con su familia. En esa pequeña casa viven 12 personas. El plantador les ha llevado frazadas y ropa, pero su nivel de vida no ha mejorado y hay poca comida para la familia. (foto por Paul Lee)

ESCUCHAR LA VERDAD — Una mujer del Sur de Asia escucha mientras los plantadores de iglesias le explican que ella no tiene que ofrecer sacrificios para satisfacer a los dioses hindúes porque Jesús fue el sacrificio definitivo. “Las Buenas Nuevas también ayudan para el crecimiento económico porque si ellos dejan de ofrendar [sacrificios] día y noche, podrán alimentar a sus hijos”. (foto por Paul Lee)

EL PODER DE LA ORACIÓN — Mitch Englehart (seudónimo) y Manoj, uno de los principales plantadores de iglesias de la zona, oran por los creyentes en una aldea rural del Sur de Asia. Muchos piden oración por sanidad; otros comparten testimonios de haber llegado a la fe en Cristo después de ser sanados, algunos en circunstancias milagrosas. (foto IMB por Paul W. Lee)

BUSCAR SINCERAMENTE — Una creyente del Sur de Asia ora con Mitch Englehart (seudónimo). “Quisiera poder estirar mi día a 36 horas. Quisiera poder tener 45 días al mes; así es como me gusta lo que estoy haciendo”, dice Englehart de su ministerio de nueve años entre la gente del Sur de Asia. (foto IMB por Paul W. Lee)

EVIDENCIA DE LA NUEVA VIDA — Bajo la guía del pastor de su aldea, Lalbahadur, los nuevos creyentes del Sur de Asia se bautizan los unos a los otros. Lalbahadur usa este evento como una oportunidad para el discipulado, enseñando que “cada creyente tiene la autoridad y la responsabilidad para bautizar a otros". (foto IMB por Paul W. Lee)

COMPARTIR EL EVANGELIO — Al anochecer, Mitch Englehart (izquierda, seudónimo) y Manoj (centro) caminan hasta la última parada del día: una pequeña aldea en el Sur de Asia donde la red de plantación de iglesias ha trabajado compartiendo el evangelio. (foto IMB por Paul W. Lee)
 

DEVOCIÓN RITUAL — Un hombre del Sur de Asia se aplica en su frente una marca que se conoce como un bindi como parte de la adoración hindú en la orilla del río Ganges. El Ganges, un lugar sagrado para los hindúes, es adorado como la diosa Ganga. (foto por Paul Lee)
 

PERDIDO — Completamente arropado, un hombre del Sur de Asia trata de estar abrigado en la orilla del río Ganges mientras otros desafían el tiempo frío para bañarse en el río, un acto que muchos hindúes creen que les purificará de su pecado. (foto IMB por Paul W. Lee)
 

CONVERSACIÓN — El obrero Mitch Englehart (seudónimo) aprovecha la oportunidad para compartir a Cristo con un grupo de hombres que descansan en un callejón. Después de unos minutos de bromas amables, los hombres invitan a Englehart a sentarse con ellos y conversar más sobre Jesús mientras beben una taza humeante de chai (té). (foto por Paul Lee)

ESPECTÁCULO HINDÚ  — Una familia del Sur de Asia observa a sacerdotes brahmán mientras realizan una ceremonia hindú muy elaborada en las orillas del río Ganges. “Quebranta el corazón ver tanta energía, tanto esfuerzo, en algo que no tiene ningún significado”, dice el obrero Mitch Englehart (seudónimo). (foto IMB por Paul W. Lee)
 

Estocolmo, Suecia

ORACIÓN — Anissa Haney, una obrera de IMB en Estocolmo, Suecia, ora con un grupo de mujeres. Esta cantante y compositora se relaciona con músicos de la comunidad artística de Estocolmo mediante la música que ella compone. (foto IMB por Chris Carter)

 

COMPASIÓN — Eric Haney, obrero de IMB en Suecia, ora junto a un amigo refugiado que puede perder su visa en el país y ser deportado. “Nuestra estrategia en Suecia es sencilla”, dice Eric. “Realmente nos interesamos por sus historias”. (foto IMB por Chris Carter)
 

ESTABLECER REDES — Eric Haney, obrero de IMB en Suecia, conversa mientras toma café con Charles Kridiotis, quien dirige una red de plantación de iglesias en Estocolmo. Ellos trabajan juntos para establecer amistades que lleven a conversaciones espirituales que terminen en grupos pequeños e iglesias en la cultura posmoderna sueco. (foto por Chris Carter)

COMPARTIR VIDA — Linda Hamfors (derecha) , una cantante y compositora,  y Anissa Haney cantan juntas. Cuando Linda estaba luchando con adicciones y preguntas espirituales, se acercó a Anissa después de un concierto y le pidió conversar un poco más. Hoy, Linda es una nueva creyente que llegó a la fe mediante su amistad con Anissa. (foto IMB por Chris Carter)

JUNTOS EN LA OBRA — Eric y Anissa Haney se abrazan en la escalinata a la entrada de su casa. Esta joven pareja es el primer equipo de plantadores de iglesias de IMB sirviendo en Estocolmo, Suecia; un país basado en una tradición religiosa pero donde menos del dos por ciento de la gente sigue a Jesús. (foto IMB por Chris Carter)

AMIGOS Y FAMILIA — Linda Hamfors (derecha) camina por la nieve en Estocolmo, Suecia, con Eric y Anissa Haney, plantadores de iglesia de IMB. Los Haney, que también son cantantes y compositores, conocieron a Hamfors después de una presentación en un bar local y pronto se hicieron amigos. (foto IMB por Chris Carter)

ESCUCHAR — Eric y Anissa Haney, plantadores de iglesias de IMB en Estocolmo, Suecia, comparten una comida mientras conversan con amigos en un café local. “Nos interesa mucho escuchar sus historias”, dice Eric. “Sus historias son la entrada a nuestra historia, que es la historia de Dios”. (foto IMB por Chris Carter)

¡CONGELADO! — Elijah Haney, de ocho años, juega en un parque congelado en Estocolmo, Suecia. Los padres de Elijah, Eric y Anissa Haney, son los primeros plantadores de iglesias de IMB en esa ciudad. (foto IMB por Chris Carter)
 

 

VIAJE A LA IGLESIA EN TREN — Elijah Haney, de ocho años, viaja en tren con su mamá para asistir a la reunión de la iglesia. Elijah va a jugar al hockey a la tarde después del culto. Eric y Anissa Haney son los primeros plantadores de iglesias de IMB en Estocolmo, Suecia. (foto IMB por Chris Carter)

ADORACIÓN – Eric Haney, plantador de iglesias de IMB, dirige la adoración durante una reunión de pastores y obreros cristianos en Estocolmo, Suecia. El grupo se reúne mensualmente para conversar acerca de la obra y orar los unos por otros.



Asia Oriental

ETNIA MINORITARIA — Hombres y mujeres se sientan a la sombra en un barrio en Asia Oriental. Muchos de ellos no hablan el idioma nacional de su país sino diferentes dialectos étnicos. Los obreros de IMB y sus socios nacionales usan proyectos de traducción de la Biblia con la creación de medios en los idiomas de estos grupos para alcanzarlos con el evangelio. (foto IMB por Laura Fielding)

GANARSE LA VIDA — Un hombre y una mujer de una etnia minoritaria de Asia Oriental trabajan en el campo. Muchos de esta etnia viven como campesinos en las montañas, donde el nivel de pobreza es alto y el nivel de educación es bajo. Muchos, especialmente mujeres y niños, no hablan el idioma comercial de la zona. (foto IMB por Laura Fielding)

ESCONDIDOS EN LAS MONTAÑAS — Una aldea de una etnia minoritaria está ubicada entre las montañas de Asia Oriental. Obreros de IMB, junto con creyentes locales, quieren alcanzar aldeas como ésta para plantar iglesias mediante el método “plantación de las Escrituras” el cual integra la traducción bíblica a la plantación de iglesias. (foto IMB por C. S. Stanley)

COMPARTIR LA VERDAD — Después de entregarle una Biblia y artículos básicos de medicina a un hombre (centro), unos creyentes asiáticos conversan con él en el dialecto de esa región. Ellos están traduciendo parte de la Biblia a ese dialecto y una vez por mes viajan a esa región para probar lo que han traducido y, al mismo tiempo, testificar a la gente. (foto por Laura Fielding)

DISTRIBUCIÓN DE RADIOS — En un camino en Asia Oriental, un hombre de una etnia minoritaria sostiene una radio que recibió de parte de John Edgebury (seudónimo), un especialista de medios y voluntario de IMB. La distribución de medios y recursos en el idioma de la gente, que va desde vídeos con música de adoración hasta grabaciones de sermones para distribución radial, es parte de un esfuerzo que combina proyectos de traducción de la Biblia con entrenamiento y creación de medios para acelerar la plantación de iglesias. (foto IMB por C. S. Stanley)

 

COMPARTIENDO JUNTOS — John Edgebury (seudónimo), un especialista en medios, observa un valle a la distancia con un hombre que conoció en el camino en Asia Oriental. Edgebury le dio al hombre una radio y le mostró cómo sintonizar una transmisión nocturna que incluye historias bíblicas, cantos de alabanza y testimonios en su dialecto. (foto IMB por C. S. Stanley)

GRABAR MÚSICA — Alex Davenport (izquierda, seudónimo), hijo del obrero de IMB Max Davenport (derecha, seudónimo) se sienta junto a un especialista de medios de Asia Oriental (centro) en un estudio de grabación para crear cantos de alabanza en el dialecto de la gente de esa zona. (foto IMB por C. S. Stanley)

IDIOMA NATAL — Un especialista en medios de Asia Oriental trabaja en un estudio para crear y grabar cantos de alabanza en el idioma de la gente. Junto a obreros de IMB y otros creyentes del lugar, graban la Biblia y otros recursos en los idiomas nativos, incluso relatos bíblicos, cantos de alabanza originales y testimonios. (foto IMB por C. S. Stanley)

La República Dominicana

EL JESÚS DEL VUDÚ — Muchas veces el vudú mezcla religiones tribales con aspectos del catolicismo. Esta casa de vudú en la República Dominicana muestra imágenes de cruces, ángeles y santos, así como de José, María y el niño Jesús. Las imágenes están frente a una zona que se usa para sacrificios de animales. La incorporación de Jesús a las creencias del vudú complica la presentación del evangelio a sus practicantes. (foto IMB por Wilson Hunter)

CREER EN LOS ESPÍRITUS — En esta casa de vudú Felicia ayuda a su esposo, un brujo, a realizar ritos para sanidad y buena suerte. Usan un estanque de agua con un poste en el centro para limpiarse después de conducir el ritual. Junto al estanque hay un recipiente con aceite que contiene pedazos de papel con los nombres de algunas personas. Luego, le prenden fuego al aceite “para buena suerte”. “Les presentamos estos nombres a los santos para que ellos ayuden a estas personas”. (foto IMB por Wilson Hunter)


 

NACE UNA IGLESIA — Hace tres años, el pastor Maxo St. Louis comenzó la Iglesia Bautista Restauración debajo de un árbol fuera de su casa. Hoy se reúnen en un templo de un solo cuarto. Esta es una de tres iglesias que este pastor plantó. El misionero Carlos Llambes fue su mentor. “Carlos me enseñó que lo primero que uno tiene que hacer es ir al barrio donde se quiere empezar una iglesia y hacer una caminata de oración y evangelizar”, dice el pastor. (foto IMB por Wilson Hunter)

COMPAÑERAS DE ORACIÓN — La misionera Lily Llambes (izquierda) ora con Aura María Gómez antes de empezar un estudio bíblico en el hogar de Lily. Aura llegó una hora antes para recibir consejería personal de parte de Lily. Lily usa una pequeña sala detrás de la cocina, donde apenas cabe una mesa y dos sillas, como su sala de oración. (Foto IMB por Wilson Hunter).

COMPARTIR LA PALABRA — El misionero Carlos Llambes comparte el evangelio con Onésimo, un haitiano. Él esperaba que el collar que había estado usando, a menudo usado en ritos vudú, junto con las hierbas que tiene en su mano, le ayudaran a sentirse mejor. Llambes lo convenció de que se desprendiera de su collar y que hablara con dos pastores del lugar que se han unido para plantar iglesias y entrenar a plantadores de iglesias. (foto por Wilson Hunter)
UNIDAD EN LA DIVERSIDAD — Por más de cinco años, First Baptist Church de Pompano Beach, Florida se ha asociado a IMB para alcanzar a los haitianos de la República Dominicana. Varios miembros de la iglesia son haitianos y han participado en estos esfuerzos misioneros. El año pasado un equipo de la iglesia realizó una caminata de oración por un barrio donde un pastor quiere comenzar una iglesia. (foto IMB por Wilson Hunter)
 

PRIMEROS PASOS — Voluntarios de First Baptist Church en Pompano Beach, Florida, y el pastor Maxo St. Louis (atrás, centro) oran con una familia haitiana que se mudó a Santo Domingo, República Dominicana. El pastor Maxo está plantando una iglesia entre los haitianos en esa comunidad. (foto IMB por Wilson Hunter)

CAMINATA DE ORACIÓN — Scott Nelson, director de los ministerios haitianos de la Asociación Bautista de Miami, conversa con una familia haitiana mientras él y miembros de First Baptist Church en Pompano Beach, realizan una caminata de oración en Santo Domingo, donde los bautistas haitianos quieren comenzar una iglesia. (foto IMB por Wilson Hunter)

ALABAR A DIOS — Una mujer haitiana canta alabanzas durante un culto en una iglesia que el misionero Carlos Llambes ayudó a comenzar. Llambes entrenó a haitianos y dominicanos para que comenzaran iglesias en los barrios donde no hay presencia evangélica. Mediante las clases en el instituto que él comenzó los bautistas de la República Dominicana han comenzado casi 100 nuevas iglesias, y muchas de ellas son congregaciones haitianas. (Foto IMB por Wilson Hunter).

PLANTADORES DE IGLESIAS — El pastor bautista Ilme Frasier conversa con el misionero Carlos Llambes en el barrio donde se encuentra la iglesia de Ilme. Carlos ha movilizado y entrenado a pastores bautistas del lugar, incluso a Ilme, para continuar plantando iglesias en comunidades donde no hay presencia evangélica. (foto IMB por Wilson Hunter)

ROSTROS AMIGABLES — La gente de la República Dominicana se conoce por su hospitalidad. El país comparte la isla Española con Haití, pero la historia entre estos dos grupos no ha sido muy amistosa. Las disputas territoriales, los estereotipos étnicos y las barreras del idioma (entre el español y el francés criollo) siguen afectando las relaciones entre ambas razas. (foto IMB por Wilson Hunter)

POSIBLES MIEMBROS DE IGLESIA — Un grupo de niños juega al dominó en la vereda de una iglesia bautista en la República Dominicana. Esta congregación haitiana comenzó una panadería y una peluquería en la esquina del templo para atraer a la gente y proveer fuentes de ingreso a los miembros. Como es común en muchos pastores aquí, el pastor de la iglesia trabaja en la construcción durante el día. (foto IMB por Wilson Hunter)

contáctenos : suscríbase : english