Alcanzando las ciudades

*Para bajar estas imagenes siga las siguientes instrucciones:
Paso 1 - De click sobre la imagen para ampliarla
Paso 2 - De click derecho sobre la imagen y seleccione "Save Picture As..."
Paso 3 - Seleccione un folder en su computadora y de click en "Save"  

TOKIO

SIN HOGAR Y HAMBRIENTO 

Un hombre sin hogar espera la comida que entregan en el parque Nagoya, en Japón. Los misioneros  de IMB Wang y Rose Lee dirigen este ministerio para la población sin hogar en Nagoya.


ALIMENTANDO A LOS QUE ESPERAN
El misionero de IMB Wang Lee distribuye comida a hombres y mujeres sin hogar en un parque en Nagoya, Japón. Mientras Lee y su esposa Rosa se preparan para regresar a los Estados Unidos de América, ellos han discipulado a un grupo de hombres para que continúen la tarea.


KIYOSHI SUGIOKA

Kiyoshi Sugioka, un inversionista que perdió millones, estaba pensando suicidarse. Un papel que tenía el número telefónico del misionero de IMB Josh Park lo guió a una conversación telefónica que salvó su vida espiritual y física.


MISIONERO MARK HOSHIZAKI

Mark Hoshizaki, un misionero de IMB entre los que no tienen hogar, dirige un estudio bíblico en el parque Yoyogi,  en Tokio, Japón.


 


ESTUDIO BÍBLICO EN EL PARQUE
Hombres sin hogar estudian la Biblia con Mark Hoshizaki en un parque en Tokio. "Los primeros discípulos de Jesús no tenían educación formal. Aquí tenemos un ejército de hombres iguales”, dice Wendy Hoshizaki. “Si Dios hace lo que hizo con los primeros discípulos, Japón puede ser transformado”.


DURMIENDO EN CAJAS
Estos hombres sin hogar duermen en cajas de cartón y bolsas de dormir en el frente de negocios cerrados por la noche mientras la gente pasa frente a ellos en el centro de Tokio. El misionero Mark Hoshizaki dice: “Yo también pasaba delante de ellos antes de trabajar con los que no tienen hogar”.


CANTANDO Y COMIENDO

Mark Hoshizaki, misionero de IMB, dirige el canto entre un grupo de hombres y mujeres sin hogar que vinieron a buscar comida antes de reunirse en grupos en el parque Yoyogi, en Tokio, Japón.


UNA VISIÓN DIFERENTE
El Gran Tokio, con una población de 34 millones, está viendo un crecimiento en la respuesta al evangelio entre los que no tienen hogar, un segmento de la población japonesa que recibe una atención mayor debido a la reciente crisis económica que enfrentan muchas familias.

JERUSALÉN

“MURO DE LOS LAMENTOS”
Judíos ortodoxos oran en el Muro Occidental, que los extranjeros conocen también como el Muro de los Lamentos. Los judíos se reúnen aquí para lamentar la pérdida de su templo que antes se levantaba justo encima de ese gran muro de piedras. 



PIEDRA DEL UNGIMIENTO
Alguien coloca un rosario en la Piedra del Ungimiento, que conmemora la preparación del cuerpo de Jesús para su sepultura. Miles de peregrinos visitan cada año la Iglesia del Santo Sepulcro, donde está ubicado este trozo de piedra, y ponen efectos personales sobre la piedra mientras oran. 


ESPERANDO PARA ENTRAR A LA TUMBA
Bajo un gran domo dentro de la Iglesia del Santo Sepulcro está lo que se cree que era la tumba de Cristo. Gente de todo el mundo espera por horas para entrar a la tumba, encender velas allí o simplemente tocar la estructura que se cree que alojó a Cristo después de la crucifixión. 
  


 
AQUÍ LLORÓ JESÚS

Mirando desde este lugar Jesús lloró cuando se acercaba a Jerusalén montado en un burrito antes de ser crucificado.

 


ESTUDIANDO EN EL BARRIO MUSULMÁN
Un grupo de jovencitas sale de una de las muchas escuelas musulmanas ubicadas en el barrio musulmán de la Ciudad Vieja. Dentro de sus muros la ciudad está dividida en cuatro barrios: judío, cristiano, musulmán y armenio.

  


TOCANDO PARA LOS TURISTAS
Un hombre toca el violín para los turistas y nativos dentro del barrio judío de la Ciudad Vieja. Él nació y se crió en los Estados Unidos de América, pero recientemente se mudó a Jerusalén diciendo que “aquí es donde pertenece”. 
   


BAR MITZVAH DE UN MUCHACHITO
Un muchachito celebra el comienzo de su Bar Mitzvah en la Ciudad Vieja. Según la ley judía, cuando un niño cumple 13 años se convierte en responsable por sus acciones. Los judíos creen que todos los varones judíos deben guardar los mitzvos, o 613 mandamientos, afirmaciones y principios de la ley, ética y prácticas espirituales contenidas en la Torá o los cinco libros de Moisés. 


CENTRO DE ORACIÓN DE JERUSALÉN
Dale y Anita Thorne se sientan en el Centro de Oración de Jerusalén. Los creyentes de Israel, así como los peregrinos y turistas de todo el mundo, pueden interceder por la gente de Israel y del mundo en este edificio tranquilo en medio de la tumultuosa Ciudad Vieja.  
  


JUGANDO EN EL BARRIO MUSULMÁN
Un grupo de hombres comienza la mañana jugando chaquete en las calles estrechas del barrio musulmán, en la Ciudad Vieja de Jerusalén. 

  


 
TRÁNSITO INTENSO EN LA CIUDAD VIEJA
El sol del mediodía pasa en medio de los doseles que cubren una sección muy concurrida en el barrio musulmán en la Ciudad Vieja de Jerusalén. La Ciudad Vieja está dividida en cuatro barrios: musulmán, cristiano, armenio y judío. 
 


VIVIENDO LADO A LADO

La tensión es muy profunda dentro de los muros de la Ciudad Vieja de Jerusalén donde cristianos, judíos y musulmanes viven lado a lado en una tierra que consideran sagrada para su fe.
 


PASTOR MENO KALISHER
El pastor Meno Kalisher dirige la Asamblea de Redención en Jerusalén. La iglesia, fundada en mayo de 1991, consiste de más de 200 personas entre creyentes judíos y gentiles.




KARACHI

BANDERA DE PAKISTÁN
Jóvenes paquistaníes disfrutan de la brisa fresca en el Día de la Independencia en un techo cerca de la playa en Karachi. Pakistán se separó oficialmente de la India británica el 14 de agosto de 1947 y se convirtió en la República Islámica de Pakistán. El cuarto creciente, la estrella y el color verde en la bandera de Pakistán son símbolos universales del islam.


LEALTAD A PAKISTÁN
La vincha de un joven declara su lealtad a Pakistán al celebrar el Día de la Independencia en Karachi. El canto “Dil Dil Pakistan” o “Corazón, corazón Pakistán” se popularizó cuando la banda Vital Signs lo grabó en 1987, 40 años después de que Pakistán se separara oficialmente de la India británica en 1947.


ALTAR DE ABDULLAH SHAH GHAZI
Un hombre lee el Corán en el altar de Abdullah Shah Ghazi, a quien muchos consideran el santo patrón de Karachi. Cada diciembre, musulmanes celebran una fiesta de tres días en este altar. Unos pocos cristianos van a esos altares para hablarles de Isa (Jesús) a los peregrinos musulmanes.


TODOS NECESITAN ESCUCHAR
Mientras las luces nocturnas pintan un tono de vida vibrante en Karachi, los ricos cenan en restaurantes en los rascacielos, y los conductores de rickshaw en las calles abajo simplemente esperan poder alimentar a sus familias. Ambos, ricos y pobres, necesitan escuchar acerca de Isa (Jesús).


CULTO DEL DOMINGO A LA MAÑANA
Creyentes paquistaníes celebran un culto un domingo a la mañana en Karachi, Pakistán. Los cristianos son alrededor del 2 por ciento de la población allí. Ore para que los creyentes nominales puedan reconocer su necesidad de Cristo, y que los cristianos auténticos compartan audazmente el amor de Jesús con los millones de musulmanes y otros no cristianos que viven en Karachi.


PESCANDO EN KARACHI
Hombres pescan desde un pequeño bote en un gran arroyo cerca del mar Arábigo en Karachi, una ciudad portuaria y sede para los grupos lingüísticos principales incluyendo urdu, pushto, bengalí, punjabi, balochi y sindhi. Alcanzar a Karachi con el evangelio es la clave para alcanzar a Pakistán para Cristo.
 


ANHELANDO LA PAZ
Un hombre paquistaní pasa junto al frente arruinado de un negocio en Karachi. Al mirar las noticias en la televisión, muchas personas ven a Karachi como una ciudad plagada por el mal. Pero Dios ve más allá de esa oscuridad a familias que anhelan la paz pero no saben cómo tener una relación personal con él.

LONDRES

ISLAM EN LONDRES
La Mezquita Central de Londres, situada al borde del Parque Regent, es la principal mezquita de la ciudad, y un foco espiritual para los musulmanes en todo el Reino Unido. También aloja al Centro Cultural Islámico, que provee estudios de las creencias y enseñanzas del islam para los niños musulmanes, clases de árabe, y servicios sociales y de salud para la comunidad.

CIUDAD DIVERSA
Una joven con el velo para el rostro que deja libre solo el área alrededor de los ojos, se une con otros musulmanes en la Plaza Trafalgar para una celebración de “Eid en la Plaza”. Londres se ha convertido en una ciudad multicultural y multilingüe. Los expertos calculan que más del 40 % de los niños de las escuelas de Londres hablan en su casa un idioma que no es el inglés.

CELEBRACIÓN MUSULMANA
Miles de musulmanes se reúnen en la histórica Plaza Trafalgar para celebrar Eid-ul-Fitr, un feriado musulmán que señala el final de Ramadán, el mes santo de ayuno. En los años recientes el alcalde de Londres ha auspiciado el evento en la plaza que incluye danzas, cantos, discursos, oraciones y comidas étnicas.

SIJS EN LONDRES
Los sijs no son recién llegados en Londres. En la década de los cincuenta había una impor-
tante población sij en la ciudad.  Sri Guru Singh Sabha Gurdwara, un templo y centro comunitario sij recientemente construido, es el más grande en Europa. El costo de construcción del templo fue más de 28 millones de dólares, con fondos donados principalmente por miembros de la comunidad sij local y del exterior.

PANORAMA DESDE LA CATEDRAL DE SAN PABLO
Los visitantes que suben los 528 escalones hasta la Galería de Oro de la catedral de San Pablo tienen una vista espectacular de Londres y del río Tames. Esta catedral ha estado en el corazón de la ciudad por 1.400 años. El edificio actual  reemplaza al edificio anterior destruido en 1666. La catedral ha sido un símbolo de esperanza y resistencia a lo largo de los años, especialmente durante la Segunda Guerra Mundial, cuando sobrevivió milagrosamente lo peor del bombardeo de Londres.

ESTACIÓN CIRCO DE OXFORD

Los transeúntes esperan fuera de la estación Circo de Oxford, una de las más concurridas en Londres. Londres es la zona urbana más grande en la Unión Europea, con una población de 11,9 millones de personas.


AL PASO
Las evidencias del multiculturalismo de Londres se ven en casi cada calle de la ciudad. Aquí un sij y un oficial de policía inglés caminan juntos en un barrio de Londres. En una zona que se conoce como “Pequeña India” hay por lo menos media docena de gurdwaras (lugares de adoración) sijs.


CENTRO COMUNITARIO
En este gurdwara los sijs se reúnen para adorar y escuchar la lectura de sus escrituras sagradas. Los gurdwaras también son centros para la vida comunitaria de los sijs. Allí se realizan bodas, ceremonias de nombramiento de los bebés, funerales y otros eventos familiares. Hay también una cocina comunitaria para alimentar a los visitantes.

SE MANTIENEN LAS TRADICIONES
Aunque la cara de Londres está cambiando, hay tradiciones antiguas que continúan. En la estación Waterloo se ve a personas vestidas para un día en las carreras de Royal Ascot que están esperando el tren. Las carreras de Royal Ascot, realizadas desde 1711, se corren cada mes de junio.

PROTESTA EN DOWNING STREET

Jóvenes árabes reclaman la Ley Shariah en el Reino Unido durante una protesta frente al número 10 de Downing Street, la residencia del primer ministro. Downing Street, cuartel central del gobierno británico, es un lugar frecuente para las protestas en Londres.

ALCANZANDO A LOS BUSCADORES

Doug Shaw, un misionero de IMB (segundo desde la izquierda), se reúne con inmigrantes polacos para explorar las preguntas básicas acerca del cristianismo en una iglesia bautista en Londres. Doug y su esposa  Marcy hablan el polaco pues trabajaron como plantadores de iglesias en Polonia por nueve años. Ellos están ahora tratando de alcanzar a la gran comunidad polaca en Londres.

MEDITACIÓN DE LA TARDE
Mujeres sij oran y escuchan las escrituras recitadas en la sala principal de Sri Guru Singh Sabha Gurdwara. Los visitantes pueden entrar al gurdwara siempre que estén vestidos con modestia, se quiten los zapatos y se cubran la cabeza antes de entrar. Todos se sientan en el suelo, la mayoría con las piernas cruzadas y con sus pies apuntando lejos del frente.

JOHANNESBURGO

TRAFICADA SIENDO ADOLESCENTE
Lisha fue traficada siendo una adolescente y pasó cerca de 20 años atrapada en prostitución forzosa en Sudáfrica. Pocos días después de que se tomó esta foto, el que la explotaba golpeó a Lisha casi hasta morir por tratar de huir a un centro de rehabilitación para drogadictos.
 

HACIÉNDOSE AMIGA DE LAS VÍCTIMAS
Charntel Paile (derecha), una misionera que ministra a las prostitutas en Sudáfrica, posa con Najia, una víctima del tráfico humano, antes de que esta sea admitida en un centro para rehabilitación de las drogas. Lamentablemente, cuando ella completó el programa de seis semanas, el traficante de Najia la convenció de que regresara a una vida de prostitución.

TRATANDO DE AYUDAR
Charntel Paile, una misionera que ministra a las prostitutas en Sudáfrica, ayuda a Najia, una víctima del tráfico humano, a llenar los formularios de ingreso a un programa de rehabilitación de un año en una casa de refugio. Lamentablemente, el traficante de Najia la convenció de que regresara a la prostitución y ella no entró al programa.  
 

OJOS VIGILANTES

Mientras sus “chicas” trabajan las calles todo el día, los traficantes de humanos en Sudáfrica pasan el tiempo en un parque cercano donde pueden tomar, fumar y jugar al fútbol mientras mantienen ojos vigilantes en sus víctimas.

VARADOS EN SUDÁFRICA

Jóvenes de otras partes de África viajan a Sudáfrica con la esperanza de oportunidades de trabajo que luego descubren que no existen. Varados en Sudáfrica sin ahorros, muchos de estos hombres entran en la trata de personas para sobrevivir.

 

FORZADA A LA PROSTITUCIÓN

Julia fue forzada a la prostitución en Sudáfrica; es una pesadilla que le consume entre 16 y 20 horas por día, cada día de la semana.
 

DESESPERADA POR UN AMOR VERDADERO
Julia dice que su única amiga y familia es “Princesa”, un peluche que le dio la voluntaria de una iglesia poco después de que Julia fue forzada a mudarse a Sudáfrica para ser una prostituta. Las víctimas del tráfico humano están desesperadas por el amor verdadero que solo puede encontrarse en Jesús.

DONGGUAN

*seudónimo

UNIFORMES DE FÁBRICA
Uniformes están colgados en las ventanas de una residencia de obreros en Dongguan. Las fábricas emplean gente de toda China, mayormente campesinos. Las residencias sirven como lugar de entrenamiento para compartir el evangelio.

TRANSFORMANDO LA CIUDAD
Hoteles céntricos se elevan en las calles de Dongguan, China. Esta ciudad fabril del este atrae a empresarios y dueños de fábricas de todo el mundo. David Rice*, un misionero Bautista del Sur, considera que esos hombres son clave para transformar la ciudad con el evangelio. 

ANOCHECER EN DONGGUAN

El anochecer sobre Dongguan ilumina las numerosas fábricas. La ciudad es la sede de más de 3.000 fábricas en 32 distritos, que atraen a cientos de miles de obreros migrantes de las provincias del interior de China.
 

DESPUÉS DEL TRABAJO
Al anochecer los jóvenes obreros de las fábricas salen a comer y comprar por las calles de Dongguan. La ciudad también atrae a los dueños ricos de las fábricas a los hoteles. "Necesitamos empresarios cristianos para que vengan a mostrarles cómo pueden encontrar satisfacción”, dice David Rice*, un misionero Bautista del Sur en Dongguan.

LARGAS HORAS
Los jóvenes obreros en Dongguan trabajan largas horas esperando ganar dinero suficiente para enviar a sus familias, muchas de las cuales viven en chacras en el interior de China. David Rice*, un misionero bautista, espera que el evangelio pase por esas “rutas” hasta los lugares más remotos en China.

VIVIENDO Y TRABAJANDO JUNTOS
Muchos de los obreros de las fábricas viven en residencias en el terreno de las fábricas, lo que crea la oportunidad para que el evangelio se difunda rápidamente entre ellos.

 

TURNO DE NOCHE

Un obrero finaliza su turno solo, planchando tela en una máquina caliente, en una fábrica textil en Dongguan, China. Los ambientes calientes de trabajo y los turnos largos llevan a algunos obreros a cambiar de fábricas. "Sabemos que no estarán para siempre, de modo que la meta es entrenarlos para ser catalíticos para una nueva iglesia” dice Delun Kao, un socio de ministerio del misionero Bautista del Sur David Rice*.

 

CIUDAD EUROPEA

ESPERANDO PARA LA CLASE
Refugiados sentados en el salón principal de un centro en el sur de Europa, esperan para una clase de inglés. Antes de la lección, el centro muestra la película Jesús; se espera que más tarde esto haga surgir preguntas o interés.  
 



AYUDANDO A LAS FAMILIAS
 
Una madre joven elige ropa para su familia en un centro para refugiados en el sur de Europa.

 

 

BUSCANDO UNA VIDA MEJOR

En ciertas partes de ciudades de Europa, las calles están colmadas con refugiados e inmigrantes que buscan una vida mejor.


APRENDIENDO INGLÉS
 
Misioneros cristianos en una ciudad de Europa enseñan inglés a los refugiados que están tratando de hallar una nueva vida.

 

 
UNA PAUSA PARA CONVERSAR
 
Una joven refugiada de Afganistán es tímida mientras un grupo de mujeres conversa acerca de su día.


 

APERTURA PARA EL EVANGELIO

Un grupo de refugiados se reúne en un centro en el sur de Europa para escuchar una lección bíblica y recibir una comida caliente. Muchos llegan buscando una vida mejor y, como resultado, están abiertos para escuchar el evangelio.  
 

LA HOSPITALIDAD
Ser hospitalarios es un gran honor en la cultura de Asia Central y, aun lejos de su país, las familias de refugiados se esfuerzan por ofrecer hospitalidad. Aquí, varios afganos atienden a sus huéspedes en su casa en una ciudad europea, aun cuando ellos mismos tienen muy poco.


 
REFLEXIONANDO SOBRE EL DÍA
Una mujer de Afganistán conversa acerca de su día con misioneros en una ciudad europea.

 

 

RIO DE JANEIRO

“HOMBRES COMO USTED”
Eric Reese (derecha), un misionero de IMB en Río de Janeiro, Brasil, visita la casa de su amiga Dona Lica (izquierda) y su hijo David. En cierta oportunidad, cuando Eric estaba ministrando en el barrio de Cidade de Deus, se produjo un tiroteo entre la policía y una pandilla de traficantes de drogas. Mientras las balas arreciaban, esta mujer empujó a Eric a su casa y se echó encima de él para protegerlo. Más tarde le dijo a Eric: “Yo ya viví una larga vida. Pero el mundo necesita hombres como usted”.

MINISTERIO CON LA CLASE MEDIA
Ramona Reese (izquierda), una misionera de IMB en Río de Janeiro, conversa con una amiga en el gimnasio. El enfoque del ministerio de Ramona es alcanzar a mujeres de la clase media. Una de las maneras de relacionarse con ella es asistiendo a clases de gimnasia. Ella dice: “Estamos aquí en la ciudad y tratamos de relacionarnos con las personas que están a nuestro alrededor”.

ACCESO SINGULAR
Eric Reese, un misionero de IMB en Brasil, frente a Rio das Pedras, una de las favelas en Río de Janeiro controlada por los traficantes de drogas, en donde Eric ministra. La reputación de Eric como alguien que ha hecho el bien para la gente en las favelas le da entrada para compartir el evangelio en comunidades que, de otra manera, serían muy difíciles de alcanzar.

 

CRISTO REDENTOR

La estatua Cristo Redentor, que mira a Río de Janeiro desde la montaña Corcovado, un ícono de la ciudad, simboliza la esperanza en Jesús que los misioneros de IMB Eric y Ramona Reese vinieron a compartir.
 

LA RECOMPENSA MÁS GRANDE
Ramona Reese reflexiona en su ministerio junto con su esposo Eric, como misioneros de IMB en Sudamérica por 12 años. Ella dice: “Cuando se ha establecido la relación, y el Espíritu Santo hace su obra, y esa persona recibe a Cristo, y yo puedo verles cuando son bautizados y se unen a una iglesia, ¡esa es la cosa grande! Esa es la recompensa más grande”.

“UNA MADRE EN LA FE”    
Ramona Reese (izquierda), una misionera de IMB en Río, se reúne con su amiga Eliane durante la clase de ballet de las hijas de ambas. A medida que se desarrolló la amistad, Ramona compartió el evangelio y Eliane se entregó a Cristo. “Considero a Ramona como una madre en la fe”, dice Eliane.

UNA FAMILIA EN MISIÓN
Eric Y Ramona Reese, misioneros de IMB en Brasil, han criado a sus hijas Gloria (izquierda), 13, y Alisha (derecha), 9, en el campo misionero. “¿El sueño más grande que tengo para mis hijas?”, dice Ramona. “No tendría gozo mayor que oír que ellas andan en los caminos del Señor”.

 

contáctenos : suscríbase : english