América del Sur

*Para bajar estas imagenes siga las siguientes instrucciones:
Paso 1 - De click sobre la imagen para ampliarla
Paso 2 - De click derecho sobre la imagen y seleccione "Save Picture As..."
Paso 3 - Seleccione un folder en su computadora y de click en "Save"
 

Marginados de Río de Janeiro, Brasil
 

Misioneros de la IMB trabajan junto a un equipo de creyentes nacionales en Río de Janeiro, Brasil, para alcanzar a los marginados que viven en esa ciudad. Eric Reese (izquierda) ha trabajado en las favelas de Río de Janeiro durante siete años. (Foto de IMB).
 


El misionero Eric Reese ora con su equipo brasilero luego de un estudio bíblico en su hogar. Reese y su esposa, Ramona, trabajan junto a los creyentes nacionales en Río de Janeiro para alcanzar a las personas marginadas de su ciudad. (Foto IMB).

 


Los residentes de la favela Rocinha, una de las más peligrosas de América del Sur, se suben al techo de sus casas para remontar cometas, descansar y conversar.  En Rocinha el misionero Eric Reese y su equipo llevan a cabo muchos eventos para ministrar a los marginados de la ciudad. (Foto IMB).
 


Marcia, del equipo ministerial de Eric Reese, ora con dos jovencitos durante un evento evangelístico en la favela conocida como Cidad de Deus (Ciudad de Dios). (Foto IMB).

  


Eric Reese es el coordinador de estrategia para Río de Janeiro, Brasil, y planta iglesias entre los marginados de esa ciudad. Con tiroteos frecuentes, prostitución y tráfico de drogas, las favelas no son un buen lugar para los niños. Pero Reese cree que “si uno puede alcanzar a esos niños, uno puede cambiar a ese barrio”. (Foto IMB).
 


Eric Reese, con camisa roja, ora con otros hombres durante un esfuerzo evangelístico para alcanzar a los que viven en las calles de Río de Janeiro. Reese cree que la clave para alcanzar a estas personas es dedicar tiempo a escucharlas y ayudarlas en sus necesidades. (Foto IMB).


Eric Reese, desde un puente sobre la favela Rocinha, explica su proximidad a otros barrios. Reese ayuda a coordinar los esfuerzos para llevar el evangelio de Jesucristo a los marginados de la ciudad de Río de Janeiro. (Foto IMB).

 

 Quilombolas de Brasil

Débora Jefferson ayuda a los niños de la aldea de Terra Vermelho a decorar un árbol de Navidad. Jefferson y su esposo, Keith, sirven como coordinadores de estrategia de la IMB para los quilombola que viven en aldeas remotas escondidas en el campo brasileño. (Foto IMB). 


Los misioneros Keith y Débora Jefferson dirigen un culto improvisado. Durante los últimos cuatro años, los Jefferson han trabajado en convenio con voluntarios de la Iglesia Bautista Hyland Heights en Lynchburg, VA, ofreciendo clínicas dentales y oftalmológicas, y Escuelas Bíblicas de Vacaciones. La mayoría de los niños de las aldeas aisladas quilombola abandonan la escuela después del cuarto grado. (Foto IMB).


Los grupos quilombola de Brasil son descendientes de esclavos africanos fugitivos. Esta herencia y la falta de acceso al evangelio fue lo que despertó el interés de Keith Jefferson y le llevó a ser el coordinador de estrategia para esta etnia. (Foto IMB). 


La misionera Bautista del Sur Débora Jefferson (a la derecha) entrega un tapiz con historias cronológicas a un maestro en una aldea brasileña en las afueras de Jeremoabo. Casi ningún niño de las aldeas quilombola asiste a la escuela después del cuarto grado. (Foto IMB). 



Keith Jefferson (derecha) conversa con un maestro en una aldea en las afueras de Jeremoabo. Jefferson calcula que hay más de 2.800 aldeas esparcidas en 23 de los 26 estados de Brasil. Estas aldeas, establecidas como lugares de refugio para los esclavos fugitivos en el siglo XVII, se encuentran lejos de la civilización en el interior de Brasil.       


 Life Church en Mandeville, Louisiana

Paul Smith, pastor de la “Iglesia Vida” en Mandeville, Louisiana, viajó a Perú con dos miembros de la iglesia para ayudar a los misioneros de la Junta de Misiones Internacionales en tareas de socorro durante el terremoto de 2007. Smith, junto con creyentes peruanos y el pastor Javier Banda, entregó frazadas a las víctimas del terremoto en el sur de Perú. (Foto IMB).


El pastor Paul Smith ora con aldeanos en Ica, Perú, cuyas vidas fueron sacudidas por el terremoto devastador de 2007. (Foto IMB).

 


Practicando su español, Smith lee la Biblia a unos niños en una aldea desierta afectada por el terremoto. Smith, dos miembros de su iglesia y varios creyentes peruanos ayudaron a los misioneros de la IMB a distribuir Biblias, comida y frazadas. (Foto IMB).


Con el nuevo estandarte de “Iglesia Vida” en la pared detrás de ellos, los pastores Javier Banda y Paul Smith comparten la Palabra de Dios en una iglesia en casa que plantaron en San Pedro. Misioneros peruanos, junto con voluntarios de la “Iglesia  Vida“, visitan esta aldea rural varias veces por año. (Foto IMB).




El pastor Paul Smith abraza al pastor peruano Santiago Aguilar en Aricota, Perú. La iglesia en este lugar es la última que plantaron y, probablemente, la que más crece. Esta iglesia ha sido una fuente de aliento para los habitantes de Aricota que están luchando con las dificultades de la vida andina, pero que están creciendo en su fe. (Foto IMB).

Ministerios étnicos, Brasil

El misionero de la IMB Phil Kesler es el movilizador estratégico para Brasil. Él comparte su pasión por las misiones con casi todos los que encuentra. Su tarea principal es involucrar a los brasileños, norteamericanos y otros creyentes evangélicos en la obra misionera en Brasil y en toda América del Sur. (Foto IMB). 


Phil Kesler (derecha) se ríe con Fernando Brandáo luego de un culto durante la conferencia misionera “Desperta pelo Brazil” (Despierta, Brasil) en Río de Janeiro. Brandáo es el director ejecutivo de la Junta de Misiones Domésticas de la Convención Bautista Brasileña. (Foto IMB).  


El misionero Phil Kesler enseña una clase sobre el uso del tapiz con historias cronológicas en la conferencia misionera “Desperta pelo Brazil” (Despierta, Brasil) en Río de Janeiro. Kesler dirige un taller sobre el desafío de alcanzar a muchas etnias en Brasil con el evangelio. (Foto IMB). 


Phil Kesler, llevando un típico kaffiyeh (sombrero musulmán), conversa con Felipe Monteiro (derecha) luego de un taller sobre misiones internacionales. Monteiro está interesado en ser un misionero. Phil enseña clases sobre el desafío de alcanzar a muchas etnias en Brasil con el evangelio. (Foto IMB). 


Phil Kesler hace una llamada telefónica mediante la computadora en su casa. Kesler usa mucho su computadora para mantener el contacto personal con brasileños y otras personas a quienes está movilizando para que se involucren en la obra  misionera. (Foto IMB). 



Quichuas imbabura de Ecuador

Los misioneros Darrell y Rogene Musick cantan alabanzas junto a sus hermanos quichuas durante un culto el domingo por la mañana. (Foto IMB).

  


Durante un culto en Ecuador, el misionero Darrell Musick ora junto a sus hermanos quichuas, algunos vestidos con sus ponchos tradicionales y otros con pantalones vaqueros. (Foto IMB).

  


La misionera Rogene Musick conversa con una hermana quichua luego del culto de la iglesia en una comunidad chirihuasi. (Foto IMB).

   


El pastor quichua Leoncio Montaluisa (centro) describe el ministerio radial de su iglesia a los misioneros Darrell y Rogene Musick. La emisora, ubicada en el terreno de la iglesia, presenta el evangelio seis días por semana a las comunidades quichuas al norte de Ecuador. (Foto IMB). 


En una aldea a 6.500 metros de altura en las montañas andinas, los misioneros Darrell y Rogene Musick marcan vacas junto a sus amigos quichuas.

  


Con una tapa de plástico entre sus dientes, el misionero Darrell Musick se concentra en vacunar a una oveja sostenida por uno de sus compañeros quichuas. (Foto IMB).


Indígenas de Colombia

Fernando Larzábal (derecha) conversa con el misionero colombiano José Miguel López sobre el avance del evangelio de la aldea indígena que están visitando. José Miguel es uno de los misioneros nacionales con los cuales los Larzábal han establecido convenios para llevar el evangelio a las tribus indígenas de Colombia. (Foto IMB).



El misionero Fernando Larzábal (izquierda) conversa con el pastor Eliezer Henao antes de comenzar el culto en la Iglesia Bautista Berea, en la ciudad de Pereira, Colombia. (Foto IMB).  

 


Fernando Larzábal predica un mensaje misionero en la Iglesia Bautista Berea, en la ciudad de Pereira, Colombia. (Foto IMB).

   


El misionero Bautista del Sur Fernando Larzábal (izquierda) conversa con algunos creyentes colombianos luego del culto en la Iglesia Bautista Berea, en la ciudad de Pereira, Colombia. (Foto IMB).

 

SEGAR Norte, Perú

Los misioneros de la IMB Larry y Nancy Jackson sirven en el equipo SEGAR Norte, donde facilitan convenios entre iglesias en los Estados Unidos y comunidades indígenas en el norte de Perú. (Foto IMB).
  


Antes de viajar a los Andes, los miembros del equipo de voluntarios se reúnen en Lima, Perú, donde el misionero Larry Jackson les da una clase de orientación. Usando el mapa de los Andes peruanos, Jackson les indica dónde vive el grupo wanka quichua y qué aldeas él sugiere que visite el equipo. (Foto IMB). 


De izquierda a derecha: Jim Riddle, pastor interino de la Iglesia Bautista Cambridge; el misionero de la IMB Larry Jackson; Guy Holloway, pastor de la Iglesia Grace Community, y el pastor Rodolfo Quispe Parián, de la Iglesia Bautista de El Tambo, observan un mapa en Usibamba para decidir qué aldeas wanka quichua planean visitar por la tarde. (Foto IMB).



Un anciano de la comunidad de San José de Quero invita al misionero Larry Jackson a que traiga futuros equipos de voluntarios a su aldea, y pide específicamente que estos equipos compartan su fe con la comunidad. (Foto IMB).  




Luego del terremoto de agosto de 2007, las misioneras Nancy Jackson (izquierda), Beth Sheridan (centro) y Verna Ortigo (a la derecha) preparan comida para un equipo de voluntarios en la Iglesia Bautista Evangélica “La Gracia de Dios”, en Ica, Perú. (Foto IMB)

Sordos de Uruguay

Mary y Charles Swanner conversan con Rubén (derecha), un creyente sordo, luego del culto dirigido por los sordos en Montevideo, Uruguay. Mary es la coordinadora de estrategia de la IMB para los sordos en Uruguay y Paraguay. Rubén falleció el 1 de mayo de 2008 luego de sufrir una infección pulmonar repentina. (Foto IMB). 


Mary Swanner (izquierda) enseña una clase de lenguaje de señas en la Escuela de Misiones en Montevideo, Uruguay. La clase enseña a personas que pueden oír cómo hablar el lenguaje de señas para compartir el evangelio con los sordos. Swanner entrega recortes del periódico a los estudiantes para que ellos relaten las historias usando el lenguaje de señas. (Foto IMB).


Mary Swanner escucha a un sordo creyente mientras cuenta la historia bíblica de Moisés y la zarza ardiente. Una vez por semana Swanner dirige un grupo de discipulado para sordos en Montevideo, Uruguay. Su meta es que surjan iglesias lideradas por sordos en Uruguay y Paraguay, y que los sordos guían a otros sordos.



Mary Swanner usa ayudas visuales, tales como el cuadro de Moisés y la zarza ardiente, para enseñar historias a los sordos durante su clase semanal de discipulado. Luego ella selecciona a algunos para que le repitan la historia. Este proceso no solo les ayuda a recordar las historias sino que también les da confianza para que la compartan. (Foto IMB). 


Mary Swanner dirige un grupo semanal de discipulado para los sordos en Montevideo, Uruguay. Enseña historias y versículos bíblicos al grupo, además de maneras prácticas para compartir su fe con otros sordos. Lorena, de 20 años (a la derecha de Swanner) es la única otra persona que puede oír en la clase. Ella aprendió el lenguaje de señas en menos de seis meses, y enseña una clase semanal de computación al grupo.  (Foto IMB).

Aymara de Perú

Los misioneros Bautistas del Sur Rick y Kelly Martínez junto con sus hijos (de derecha a izquierda) Gabriela, Olivia y Elías, sirven entre los grupos aymara del Perú. Rick es oriundo de Miami, Florida, y Kelly nació en Millington, Tennessee. (Foto IMB). 


La misionera Bautista del Sur Kelly Martínez adora junto a otros creyentes aymara en el culto de la Iglesia Evangélica Bautista “Nueva Jerusalén”, cerca de Huancané, Perú. Unos 80.000 aymara viven en las dos provincias que rodean a la ciudad de Huancané, dispersos en las 700 aldeas que pueblan el altiplano de los Andes peruanos. En este ambiente difícil y alejado hay menos de 40 iglesias evangélicas y no hay ninguna presencia bautista (salvo los grupos que está plantando la familia Martínez). (Foto IMB).


El misionero Rick Martínez comparte el evangelio con el dueño de un negocio en Huancané, Perú. “Todos aquí han escuchado el evangelio; todos”, dice Martínez y explica que los misioneros católicos fueron los primeros que  llevaron el evangelio al Perú hace más de 400 años. Pero, en vez de aceptar el evangelio completamente, los aymara simplemente lo mezclaron con sus tradiciones animistas. (Foto IMB).


El misionero Rick Martínez entrena a unos creyentes aymara para que compartan su fe usando el “Cubo evangelístico”, una herramienta tridimensional que muestra historias bíblicas clave con figuras. Los Martínez también usan otras herramientas evangelísticas como estudios bíblicos sencillos y la película Jesús. (Foto IMB). 


El misionero Bautista del Sur Rick Martínez anima a un grupo de creyentes aymara que se preparan para un esfuerzo evangelístico en la ciudad de Huancané, Perú. “Queremos ver plantadas todas las iglesias posibles entre los aymara, pero nuestra meta es dejar el rol de plantador de iglesias (como extranjeros) para asumir el rol de mentores y entrenadores (de los nacionales)”, dice Rick. (Foto IMB).
 

contáctenos : suscríbase : english